Ciclo-cross, como siempre

Hay cosas que no cambian. El ciclo-cross es una de ellas. Si hiciéramos el ejercicio de remontarnos en el tiempo, por muy atrás que fuéramos, encontraríamos una situación muy similar a la actual. A nivel global un nivel absoluto de los corredores belgas, salpicado por algunos corredores extraordinarios de otros países como Holanda o República Checa. Antiguamente tendríamos que habar añadido países como Suiza, Alemania y Francia, pero en los tiempos que corren ni eso.

El campeonato del Mundo que se celebrará este fin de semana en Hoogerheide (Holanda) es un fiel reflejo de lo comentado anteriormente. Para la prueba Elite (Domingo, 14.30), en la lista de los favoritos para la victoria final podríamos incluir a tres o cuatro corredores belgas, circunstancia que sólo se da en ese país. El siempre favorito Sven Nys, que aunque sólo haya ganado un Campeonato del Mundo (Sinkt Wendel, Alemania, 2005) se puede imponer en cualquier época del año en cualquier tipo de recorrido a cualquier corredor. El especialista Erwin Vervecken, tres veces Campeón del Mundo. Niels Albert, actual Campeón del Mundo Sub-23 y la gran esperanza belga del futuro, sin duda, el sucesor, de Nys. Y apurando un poco y dependiendo de las condiciones del recorrido y la estrategia que se pueda llevar a cabo también hay que citar a Bart Wellens y Sven Vanthourenhout.

Pero aunque muchos, no son los únicos favoritos. Quizás antes que nadie habría que mencionar a Lars Boom, actual Campeón del Mundo. Boom, es un fuera de serie. Doble Campeón del Mundo Sub-23 (también lo es en carretera, en contrarreloj) se proclamó el año pasado Campeón del Mundo Elite en su primer año en la categoría, hecho que sólo atesora él. El ciclista holandés acude a su cita pletórico de forma, como siempre que se disputa el entorchado mundial. Este año además con la motivación extra de disputarse en su país. En lo poco que ha corrido de año, ha ganado dos pruebas de la Copa del Mundo y el Campeonato de Holanda por tercera año consecutivo. Además, fue segundo el domingo pasado en la Copa del Mundo de Milán, batido al esprint por Nys. Probablemente el único pero que pueda tener es un exceso de responsabilidad que los corredores belgas sabrán aprovechar.

Otro corredor que habrá que vigilar muy de cerca es el checo Zdenek Stybar. No parece estar tan bien como hace un mes, cuando fue capaz de batir a los mejores en las pruebas más importantes, pero el año pasado se presentó en unas condiciones similares y logró el Subcampeonato.

Para hablar de las posibilidades de los corredores estatales, lo mejor es recurrir al titular. Como siempre. Más que un objetivo verdadero, su nivel sólo permite afrontar la cita mundialista como un premio por la temporada realizada. Y ellos lo saben.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *