Mark Cavendish empieza a dar miedo

Aún están lejos las 17 victorias que consiguió la temporada pasada, pero Mark Cavendish ya ha estrenado su casillero de victorias con dos triunfos en el Tour de Qatar. Sin duda, y si alguna lesión o enfermedad no lo impiden, logrará muchos más, muchos.

Es actualmente el corredor más rápido. Con diferencia. Así lo reconocen la gran mayoría de los esprinters. Basta con leer cualquier entrevista para darse cuenta del respeto que se ha ganado en apenas dos años. Todos hablan excelencias del corredor de 23 años, sobre todo por su rapidez. Su explosividad en los últimos metros ha dejado atónito al más pintando de los esprinters. Hacía tiempo que no se veía a nadie con una rapidez tan extraordinaria. Tiene una marcha más que el resto. Cuando todo el mundo agoniza de dolor para pisar la última raya, él es capaz de salir del rebufo de alguno de sus adversarios y dar cuatro pedaladas para distanciarse y ganar con holgura. Ese chico no tiene fibras rápidas en sus músculos, tiene un rayo. Es asombroso.

Este año además cuenta con muchos más factores a su favor. Por una parte la experiencia acumulada el año pasado, algo imprescindible a la hora de colocarse y disputar el esprint en condiciones óptimas. Por otra parte la confianza en sus posibilidades, que son inmensas y él lo sabe. Y por otra parte la sensación de desanimo que se está extendiendo entre sus contrincantes por la suficiencia con la que se impone en cada llegada al esprint.

Con todo eso a su favor, Cavendish está destinado a marcar una época en el esprint.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *