Lo mejor del año

Para la gran mayoría de los que forman el mundo ciclista, estamos ante lo más “bonito”. Es época de presentaciones, época de descubrir calendarios y época de estrenar equipaciones nuevas entre otras cosas. Lo cierto es que todo parece ser bueno, todo parece estar en regla. Cada equipo habla de sus objetivos, todos tienen un gran equipo, pero la realidad cambia cuando las bicicletas echan a andar.

Las cosas bonitas se hacen aún más, pero las que parecían serlo y no lo eran, se vienen abajo. Es en esa situación, cuando los directores se dan cuenta que lo que han fichado, no es tan bueno como lo que ha fichado el equipo rival. Las formaciones que rinden a gran nivel entran en una dinámica positiva, de la cual es dificil salir. Pero los que comienzan mal, entran en una primera fase en la que tratan de entender que es lo que no funciona. Los modestos enseguida se dan cuenta que su plantilla va a sufrir. Pero los que no son tan modestos y continuan sin dar el nivel deseado, comienzan a especular sobre el rendimiento de los demás. ¡ Esos andan demasiado, no es normal…..!
¡ Gran error! Pero lo triste es que casi todo el pelotón hace lo mismo. Cuando el vecino funciona mejor, lo primero siempre es la crítica. Siempre ha sido así. El problema de los últimos años es que incluso se ha criticado del ganador. Es decir, corredores de mucho menor nivel, han tenido la osadía de dudar de un compañero con infinitas cualidades más que ellos.

También los hay que no critican pero que tienen la facilidad de convertir su derrota en éxito. Equipos que independientemente del resultado, la valoración siempre es positiva. Y si a ello le unimos la gran relación de ese equipo con los medios de comunicación ( o con un medio poderoso), el triunfo magnificará y la derrota se ocultará.

Por eso digo que hasta comenzar a correr todos son majos, todos son amigos y todos se dan la mano. Al llegar al hotel y quitarse el primer dorsal de la temporada, las cosas cambian, para algunos se ha terminado lo “bonito”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *