Menchov no tiene equipo

Al Rabobank le puede ocurrir en este Giro lo mismo que le ha pasado en las clásicas. Muchos de sus corredores han rendido a muy buen nivel pero les ha faltado el último remate, lucir el trabajo de toda la carrera. En ese aspecto la falta de Oscar Freire se ha dejado notar mucho. Por su caída y posterior lesión en el Tour de California el cántabro no ha podido estrenarse hasta el Tour de Romandía. Tanto Flecha, como Posthuma, Langeveld o Nick Nuyens ha sido protagonistas en la mayoría de las escapadas de las grandes, y no tan grandes clásicas, pero ninguno de ellos fue capaz de ganar.

En el Giro temo que le pueda ocurrir más de lo mismo. Denis Menchov es un gran corredor. Nadie duda de ello. Pero le falta algo para ser un gran campeón. Siempre tiene algún día tonto en el que puede echar por tierra lo ganado con mucho sacrificio durante muchos días. Y este año tampoco está exento de ese problema. Me temo que algún día de montaña hincará la rodilla. No de forma alarmante, simplemente no será capaz de rendir a su nivel habitual.

La falta de equipo también puede ser un problema. Si pretende controlar la carrera como si fuera el máximo favorito se cavará su propio tumba. No tiene escaladores que le puedan arropar en montaña, y además, tiene alrededor a mucha gente que le atacará sin piedad. Además, el Liquigas, con Pelllizotti y Basso, está en condiciones de jugar dos cartas, si aciertan con la estrategia. Menchov no tiene equipo y deberá aprovecharse de otros para solventar los problemas que, sin duda, se le presentarán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *