Michele Scarponi, el premio del arrepentimiento

Le costó reconocerlo, pero Michele Scarponi (25-09-79) admitió que estuvo implicado en la Operación Puerto. Al principio lo negó, pero se dio cuenta que ese camino no conducía a nada. Hubiera sido una salida por la puerta de atrás. Recapacitó y colaboró con la justicia italiana, lo que le redujo la pena de 2 años a 18 meses. No le ha ido mal desde entonces.

Resulta curioso pero sus mejores resultados los está consiguiendo después de su arrepentimiento. De Scarponi siempre se esperó mucho. En su primer Giro, con tan sólo 22 años, se clasificó en el puesto 18, que corriendo en el equipo de Mario Cipollin tiene su mérito. Al año siguiente fue el 16º, también en el equipo de Cipollini, lo cual quiere decir que no contó con ninguna ayuda sino más bien lo contrario.

Manolo Saiz lo fichó para el Liberty Seguros en 2005, convencido de que a sus dotes naturales de escalador le añadiría su sabiduría en las pruebas contrarreloj y que con esa aportación haría de él lo que siempre se había esperado: ganador de una vuelta grande. No lo consiguió, tan sólo fue el 12º en la Vuelta a España de 2005.

Tras su vuelta por la sanción de la Operación Puerto, ha quedado patente que jamás ganara una carrera de tres semanas, pero también ha demostrado que una sanción de dos años (él ha cumplido 18 meses) tampoco supone el adiós definitivo de un corredor. Scarponi ha ganado una etapa y la General de la Tirreno-Adriático y dos etapas brillantes en el Giro de Italia. Sin duda su mejor temporada desde que debutó en 2002.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *