Petróleo para el Milram

El equipo alemán Milram está acusando en exceso la falta de sus corredores más exitosos en los últimos años. Despidieron a Alessandro Petacchi por su positivo por Salbutamol, y al finalizar la temporada pasada Erik Zabel puso fin a su exitosa y larga carrera deportiva. En estos momentos, y pese a ser uno de los equipos con mayor infraestructura del Protour sólo han conseguido seis victorias. Es el sexto peor equipo de la categoría en cuanto a victorias, y el 35 en el ranking de todos los equipos. Un dato para reflexionar.

Los jóvenes que debían de tomar el relevo, no están consiguiendo resultados destacados, apenas han logrado alguna que otra victoria, y lo que es peor, tampoco están cumpliendo con la progresión que mostraron en sus primeros años en el campo profesional. Gerald Ciolek, Thomas Fothen, y Fabian Wegmann parecen estancados en tierra de nadie. Cierto es que tienen algunas promesas con suficiente base para confiar en ellos. Linus Gerdemann, vencedor de una etapa en el Tour de Francia de 2007 y líder de la misma es el corredor más prometedor. Ganó la Vuelta a Alemania el año pasado (en el High Road) y se ha impuesto en la Vuelta a Baviera en esta temporada. El equipo espera mucho de él en el Tour de Francia, donde será el jefe de filas y luchará por un digno puesto en la General. También se espera mucho de Peter Velits, Campeón del Mundo Sub-23 en Stuttgart en 2007. Y Wim Stroetinga se está codeando con desparpajo en los esprint en su primer año en la categoría, aunque aún es pronto para exigirle victorias.

Por todo ello, la victoria de Niki Terpstra en la tercera etapa de la Dauphiné Liberé tiene el valor del petróleo para un equipo muy necesitado de victorias. Lástima que en la crono vaya a perder el liderato en favor de alguno de los favoritos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *