Mark Cavendish puede igualar a Freddy Maertens

No sólo la disputa de la Clasificación General embellece al Tour de Francia. Existen otras muchas cosas atractivas en la carrera. Las escapadas, sobre todo las que protagonizan los clasicómanos, son un homenaje al buen aficionado. En ella destacarán nombres como Alessandro Ballan, Filippo Pozzato, George Hincapie, Jens Voigt, Sylvain Chavannel, Fabian Wegman, Juan Antonio Flech, Thomas Voeckler, Kurt Asle Arvesen, Greg Van Avermaet, Fabian Cancellara, y otros muchos que lucharán por no pasar desapercibidos. Y tampoco hay que olvidar a los esprinter, grandes protagonistas de la primera semana de la carrera.

Se espera mucho de Mark Cavendish. Es normal. Es el mejor esprinter de los últimos tiempos. Un hombre que puede marcar una época. Que sin duda entrará en la historia de los grandes. Este año puede igualar a Freddy Maertenes, en cuanto a victorias en una misma edición. El belga consiguió cinco en 1981, logro que ningún otro esprinter ha igualado desde entonces. Ni Mario Cipollini que logró cuatro en 1999 (eso sí, de forma consecutiva), ni Alessandro Petacchi que hizo lo mismo en su mágico 2003. Pero el británico no teme a nada ni a nadie e hizo lo mismo en la edición del año pasado. Este año se quiere superar. Y lo puede hacer. Nada es imposible para un hombre tan rápido como el rayo. Por recorrido, al menos hay nueve etapas que pueden finalizar al esprint y cuenta con un equipo que luchará por ello. Saben que es un cheque en blanco. Hace tiempo que lo viene demostrando. El año pasado con 17 victorias. Este año, de momento, con 13 (3 en el Giro y dos en la reciente Vuelta a Suiza), más que nadie.

Pero no sólo la cantidad, lo más asombroso es su forma de ganar. Lo hace con suficiencia y de cualquier forma. Ante cualquiera. Ante cualquier circunstancia. Lo saben bien Heinrich Haussler, Oscar Freire, Daniele Bennati, Tom Boonen, Gerald Ciolek, Tyler Farrar o Danilo Napolitano. Casi ninguno de ellos ha podido presenciar la sonrisa de Cavendish cuando gana. Se han tenido que conformar con ver el trasero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *