El Tour descubre a un gran corredor

No me pienso apuntar ningún tanto, porque no creo que nadie pueda presumir de acertar en los pronósticos que se hacen con los corredores. No soy ninguna excepción, mi palmares de previsiones está lleno de errores. Pero hoy me ha alegrado que haya ganado Heinrich Haussler, un ciclista que creo está destinado a hacer grandes cosas. No ganará un Tour de Francia, ni ninguna carrera de tres semanas, pero su nombre, estoy seguro, figurará en alguno de los monumentos del ciclismo. Este año ha estado muy cerca de lograrlo con sus dos segundos puestos en la Milán-San Remo y en el Tour de Flandes. También merece una mínima mención su séptimo puesto en la Paris-Roubaix.

Exactamente no sé lo que me atrajo de él. Quizás fuera su pasado. Con 16 años, Haussler abandonó su Australia natal para instalarse en la Alemania de su padre. Quería ser ciclista, y Australia, pensaría él, no le ofrecía garantías suficientes. Allí ganaba con excesiva facilidad. En Alemania no. Tuvo dificultades incluso para inscribirse en la escuela por desconocer el alemán. Finalmente lo acogieron en la escuela de Cottbus, cantera de grandes ciclistas alemanes. A lo mejor fue la victoria que obtuvo en Alcobendas en la Vuelta a España de 2005, su primer año como profesional. O probablemente me sedujo la historia de su primera París-Roubaix, aquella en la que participo con el Ipod conectado mientras superaba muchos de los pavés con los mejores y finalizó en un dignísimo 25º puesto.

Pero también ha conocido el lado opuesto, ese porque casi nadie quiere transitar pero a veces resulta inevitable. Tras conseguir cinco victorias en 2006, los dos siguientes han sido bastante discretos. Parecía estancado. Sin embargo este año es una de las más agradables sorpresas de la temporada. Durante el Tour apenas se le ha visto. Nos ha engañado. No parecía en forma, pero, por lo visto ayer, ya posee la suficiente experiencia para fijar objetivos alcanzables y apostar a muerte por ellos. Tiene escuela. Y clase. También juventud, lo que le asegura un gran futuro.

1 opinión en “El Tour descubre a un gran corredor”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *