La Vuelta ya tiene ganador

Valdelinares no es un puerto ni largo ni duro. En términos absolutos tiene nueve kilómetros de longitud y un desnivel medio que no llega al seis por ciento, nada para asustarse. Por duro que sea el ritmo de subida resulta difícil dejar a nadie de rueda, pues tan rápido se sube que más que contra la fuerza de la gravedad el ciclista lucha, como en el llano, contra el aire.
Sin embargo, ayer, sexta etapa de la Vuelta a España 2005, Valdelinares parecia Alpe D’Huez, Luz Ardiden, Plateau de Beille, Saint Lary-Soulan o cualquiera de los puertos en los que residen las exhibiciones de Lance Armstrong, porque ayer, primera etapa en alto de los seis que les esperan a los ciclistas, Roberto Heras se transformó precisamente en Armstrong y su equipo, el Liberty Seguros, en el Discovery Channel.

Actuaron de igual forma que el equipo americano. Cada miembro del equipo, sin excepción, dio el relevo que le correspondía, en el momento exacto y con la intensidad precisa. En el llano, Igor González de Galdeano, Nozal, Vicioso, y Caruso. En la subida, primero el polaco Baranowski, luego Joseba Beloki, y más tarde, Serrano y Scarponi, hasta que cuando la cuerda estaba ya tensa de verdad, saltó Roberto Heras dejando tras sí el rosario de la aurora.

Las diferencias fueron abismales, mucho mayores que las previstas incluso por los propios protagonistas. Y si Roberto Heras es capaz de todo eso en Valdelinares y con un ataque a tres kilómetros de meta, que tendrá guardado para Ordino-Arcalis, Pajares o Lagos de Covadonga, puertos mucho más propicios para exhibir sus excelentes cualidades de escalador, pero que en los últimos años tan sólo demuestra en la Vuelta a España.

“Página Oficial de la Vuelta a España 2005”:http://www.lavuelta.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *