Algo se empieza a cumplir

Pese a que lo más atractivo para el ciclismo sea que no se cumplan los pronósticos, también se agradece cierta lógica en el discurrir de la carrera, algo que se ha empezado a cumplir en la primera etapa de montaña. Hoy se ha visto la dirección que puede tomar la carrera y, parece que será una de las vueltas más igualadas de los últimos años. Hay seis corredores que optan con seriedad a los tres puestos del podium, son los seis primeros: Evans, Alejandro Valverde, Samuel Sánchez, Danielson, Gesink y Basso.

Incluso me atrevería a decir que los tres puestos pueden decidirse entre los tres que los ocupan actualmente. Los dos mejores escaladores son Gesink y Basso, pero también son los dos peores contrarrelojistas, handicap difícil de superar en el ciclismo actual. De Gesink se hablan maravillas, pero las tiene que confirmar y puede resultar que esté en la prueba que puede lanzar su carrera. De todas formas, hoy ha gozado de una libertad que en adelante no la tendrá. Al menos intentarán atarlo en corto.

De Basso esperaba más. Su cambio de ritmo ha llegado a falta de tres kilómetros, distancia insuficiente para desbancar a hombres como Evans, Valverde o Sánchez, ciclistas que tienen buenas cualidades para intensos esfuerzos no muy largos. Si el italiano no ha atacado antes, la razón es sencilla, no ha sido un error estratégico, sino falta de fuerzas.

Creo que Danielson no asustará a nadie, porque pese al otro lado del Atlántico llevan años diciendo que tiene talento para ganar una grande, lo que ha demostrado hasta ahora es que lo que tiene es una irregularidad manifiesta que echa por tierra cualquier esperanza de victoria.

De los otros tres, Evans, Valverde y Samuel Sánchez, creo que habrá motivos de sobra para hablar en esta Vuelta porque parecen ser los hombres a batir. La igualdad que existe entre los tres no será fácil romper, aunque con los finales que hay Valverde puede sacar provecho de su ataque demoledor. La pregunta es si esa diferencia puede ser decisiva con otra crono en vísperas de la carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *