A cada paje, su ropaje.

Soy de los que piensa que a cada paje le corresponde su ropaje. Este artículo hace referencia a una pregunta que nos hace un lector, concretamente se trata de jon ( en un articulo que habla de Contador)

Jon plantea el tema de las clásicas y de las carreras de ese estilo, que aquí no se trabajan lo suficiente.

En mi opinión Jon está en lo cierto. España siempre se ha caracterizado por corredores más tipo escalador, que corredores clasicómanos. Salvo escepciones, normalmente los españoles asomaban cuando la carretera se ponía cuesta arriba. La llegada de Indurain rebolucionó el prototipo de corredor, y a partir de ese gran ciclista, los españoles también cuidaban las cronos. Así surgieron corredores que han sido capaces en los últimos años, no sólo de escalar, sino que también de ganar carreras por etapas.

También han llegado corredores como Freire ( y sus mundiales) o Flecha y Horrillo (con su afición por las clásicas), pero son casos aislados de un ciclismo que sigue viviendo para y por la montaña y las grandes carreras por etapas.

Quizás a Jon le gustaría ver más ciclistas luchando por esas carreras, y a nosotros por supuesto también. Pero lo cierto es que bastante se ha progresado en el ciclismo como para exigir que incluso en ese terreno que son las clásicas también se mejore. Hace unos años, cuando tan solo corredores como Ocaña o Bahamontes sabían lo que era ganar un Tour, nos emocionabamos viendo a Marino lejarreta en el Tour. Su mejor resultado fue un quinto. Luego llegaron Delgado, Indurain, Olano…

Hoy en día se puede decir que aquellas épocas pasadas (poniendo la figura de Miguelon en un aparte)se quedaron en nada. En los últimos años un quinto puesto en el Tour es incluso criticado. De hecho, los últimos Tours los han ganado españoles. Salvo Contador, considero que la victoria de Pereiro ha sido cuestionada, y la victoria de Sastre casi ignorada. ¡Nos hemos vuelto locos o que!
Ojalá algún día tengamos grandes clasicómanos, pero de momento valoremos lo que tenemos que es tremendamente grande. Y repito, ojalá mejoremos en las clásicas, pero en este caso voy a ser bastante aguafiestas. Más que mejorar en otros terrenos, creo que tenemos que disfrutar de lo que se está logrando. A partir de ahí, y tras la retirada de los Contador, Valverde etc, más que pensar en las clásicas creo que nos tenemos que empezar a imaginar un futuro en el que no veo a un corredor español entre los 15 primeros de ninguna de las grandes. Y eso si que será procupante. Sólo entonces les daremos la importancia que se merecen a unas generaciones que han logrado grandes resultados en la mejor carrera, LE TOUR(desde el segundo puesto de Beloki hasta las victorias de Contador).

Sigo pensando que las clásicas y el ciclismo del norte son preciosos, y me gustaría que ciclistas de aquí progresaran en ese terreno igual que se ha progresado en las grandes vueltas. Mi temor es que lo primero no va a suceder, y que en lo segundo vamos a perder terreno. No veo suficiente espíritu de sacrificio entre nuestros niños, ni ganas, ni ilusión.

También pienso que los genes algo tendrán que decir. Por eso, en la final Olímpica de los cien metros lisos normalmente casi todos son de raza negra, y por eso en España casi todos los ciclistas se defienden mejor en la montaña. A cada paje su ropaje.

De todas formas, he oido decir a muchos ciclistas nuestros que las carreras son muy duras, sobre todo en el norte. Se quedan subiendo un repecho de dos Kilómetros al que llaman puerto. Y ellos, que son esprinters, se quedan y piden carreras más llanas. A estos jovenes y a sus entrenadores-padres les mostraría “in situ” las cualidades escaladoras de Cipollini, Petacchi, etc. Y luego les pondría un plan de entrenamientos para bajar “culetes”.

Ojalá me equivoque, y de hecho, para tranquilizar si cabe un poquito a Jon, decir que Vizcaya por ejemplo, quiere y va a organizar este año carreras que se asemejan a las clásicas, tanto en juniors como en féminas.

1 opinión en “A cada paje, su ropaje.”

  1. En primer lugar gracias a Iñigo por su respuesta.
    Yo ya tengo mis añitos y pertenezco a esa generacion de aficionados que nos emocionabamos con los ”puestos” de Marino, Gorospe y Miguel Mari Lasa en el Tour y en el Giro. Para mi eran casi como si fuesen victorias y durante muchos años pense que era imposible ver a algun ciclista de los nuestros luchando de tu a tu con Hinault, Zooetemelk, Kelly, Van Impe, Raas, Kneteman, Duclos Lasalle… que siempre daban ”el callo”, cada uno en su terreno, cuando llegaba el Tour.

    Despues llegaron otras generaciones en las que Arroyo, Perico, Indurain abrieron el camino y a partir de ahi las victorias en carreras del mas alto nivel se han repetido sin cesar. En estos momentos y como bien dice Iñigo esto ha hecho que no valoremos en su justa medida las hazañas de otros ciclistas. La supremacia que esta demostrando Contador tambien hace que hasta corredores de la categoria Valverde, Sastre, Freire… no sean valorados en su justa medida.

    Estoy totalmente de acuerdo con Iñigo en que se ha progresado enormemente y creo que nuestro ciclismo lleva años en la cima. Pero tambien estoy seguro que llegaran tiempos de sequia y en los que volveremos a suspirar por una victoria de etapa o en alguna clasica y a soñar con el triunfo en una grande y si no que se lo pregunten a nuestros vecinos franceses…

    Mi critica, siempre constructiva, se fundamenta mas que nada en la obsesion que parece estar presente en los organizadores-responsables de todas las pruebas ciclistas de categorias inferiores que no dudan en meter todas las cuestas y puertos cercanos en el recorrido. Creo que es un error.

    Estoy de acuerdo en que el ciclista que tiene condiciones generalmente rinde en todos los terrenos y que tarde o temprano aparece por algun sitio, pero el ciclismo en esas edades y en mi opinion deberia ser un poco mas sensible con todos los chavales. No es justo o por lo menos no contribuimos a elevar el numero de ciclistas en categorias inferiores si en el kilometro 20 de todas las carreras metemos un puerto y de un plumazo nos cargamos a la mitad del peloton dejandolos fuera de carrera. Que motivacion le queda a un chaval de 15-16 años para acudir a la proxima carrera consciente de que no va a ser capaz de acabar la carrera?. Este hecho provoca dos reacciones en el chaval:

    1. Tengo que entrenar mas para poder acabar la proxima carrera o

    2. Como no puedo acabar, no entreno y lo dejo.

    Desgraciadamente en los jovenes de hoy en dia la segunda opcion es la mas elegida.

    Ademas a esas edades suele haber todavia diferencias importantes respecto al desarrollo fisico. Creo que en el calendario competitivo se deberian de programar las pruebas con algun tipo de criterio. Creo que se podrian diseñar diferentes tipos de carreras que respondiesen a diferentes objetivos. Tambien limitaria el numero de carreras que cada ciclista puede tomar parte etc.El gran beneficiado seria el propio ciclista y en consecuencia el propio ciclismo.
    Se que todo esto es muy discutible y seguramente no sera sencillo, alguno dira que si el ciclista no esta dispuesto a sufrir que se dedique al ajedrez( que me merece todos los respetos) pero sinceramente creo que no seria malo hacer una reflexion.

    Ah, y suscribo las palabras de Iñigo al 100% en lo referente a que los chavales hoy en dia no tienen el mismo espiritu de sacrificio ni la ilusion que hace falta para ”todo esto”pero por eso mismo igual hay que buscar otras estrategias.

    En cuanto a la comparacion con la final olimpica de 100mts y los negros, de verdad crees que existen tantas diferencias antropometricas y fisiologicas(probadas y aceptadas )entre un ciclista Belga, Holandes o Italiano si lo comparamos con los ciclistas españoles??? en mi opinion el rendimiento va mas ligado a factores como la tradicion, motivacion, y formacion .A cada paje su ropaje, SI pero si tiene mas ropa en el armario MEJOR!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *