Los despistes de Contador

En el ciclismo casualidades las hay, pero pocas. Normalmente gana el mejor, aquel que conjuga en la justa medida todos los ingredientes que le convierten en ganador. No siempre es suficiente con ser el más fuerte, también es necesario tener otras cualidades. A eso se aferrarán aquellos que quieran batir a Contador.

Sus adversarios están viendo un halo de luz por donde derrotar al ciclista madrileño. Contador no parece ser muy hábil en los abanicos. Ni él, ni la gente que le rodea. El año pasado en el Tour, Armstrong y unos cuantos más le pillaron desprevenido y no puedo entrar en el corte bueno. Hoy en la París-Niza otro tanto de lo mismo. Además con caída, pero afortunadamente sin grandes consecuencias. Y este año en el Tour hay etapas de pavés. Alguno se estará frotando las manos. Pero a nadie conviene aún cantar victoria. En el Tour, normalmente gana el más fuerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *