Linus Gerdemann toma ventaja

Era uno de los favoritos a la victoria final, y hoy ha confirmado los pronósticos. Linus Gerdemann ha ganado la primera etapa de la Tirreno-Adriático. En cierta medida ha sido una sorpresa, porque junto con la última etapa esta primera era ideal para los esprinters. Hoy han fallado, ellos y sus compañeros de equipo que no han sabido atar el pelotón. Y digo saber, que no poder, porque dentro del último kilómetro el grupo iba compacto, pero los lanzadores han cometido el error de dudar un segundo y los cuatro corredores que habían logrado una mínima ventaja han sacado provecho de ese grave error.

Esta por ver el rendimiento del ciclista alemán de 27 años, un corredor intermitente. No es costumbre que ofrezca muy a menudo destellos de su clase. Lo hace muy de vez en cuando. Casi de año en año. En 2005, año de su debut, lo hizo en una etapa de la Vuelta a Suiza. Luego en el Tour de Francia de 2007. En los Alpes, donde sólo se destacan los grandes corredores. Ganó en Le Grand Bonand y se vistió de amarillo. Sólo duró un día. Le fue mejor en 2008. Ganó la Vuelta a Alemania. El año pasado se perdió el Tour por lesión, pero ganó la Vuelta a Baviera. Este año, ya con cierta madurez física y psicológica, parece querer destaparse. Ya lleva dos victorias. Una en Mallorca. La otra en Tirreno. Nunca cumplirá con lo que dijo Bjarne Riis, su primer director: “es el siguiente Jan Ullrich”. Pero tampoco estaría mal que se le acercara un poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *