Mala gestión del Caisse D’Epargne

Nunca he sido partidario de hacer críticas excesivamente duras, porque en la mayoría de los casos carezco de la información necesaria para calificar con severidad un comportamiento en concreto de algún corredor o equipo. Pese al riesgo de cometer el mismo error, me atreveré a juzgar el, para mi, nefasto comportamiento que ha tenido el Caisse d’Epargne en la París-Niza.

Habrá quién se conforme con el segundo y tercer puesto de Alejandro Valverde y Luis León Sanchez en la general final, pero puestos a elegir la mayoría hubieran preferido una o más etapas que de actuar con acierto bien hubieran conseguido sin poner en peligro los puestos de la general.

Ha sido un comentario generalizado entre los aficionados la torpeza del equipo de Unzue para gestionar con destreza el poderío tanto de Valverde como de Luis León Sánchez. No les falta razón. Nadie ha entendido que en las dos últimas etapas Luis León Sánchez no trabajara en beneficio de Valverde, para que éste una vez atrapado el corredor o corredores que estaban a mano pudiera rematar el trabajo que con mucho empeño hicieron otros compañeros de equipo. El hecho de no ganar no es criticable. El hecho de no hacerlo habiendo podido sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *