Perdida irrecuperable

Samuel Sánchez tenía ante si la oportunidad de su vida para ganar, definitivamente, la Vuelta al País Vasco. Había sido tercero en tres ocasiones, pero ningún ciclista que le precedieron se encuentra en el pelotón que está disputando la vuelta. Sin embargo la ha desperdiciado en la primera oportunidad. Ya nada se puede remediar. Como mucho una etapa.

De todas formas, nada se le puede reprochar al corredor asturiano. Su puesta a punto para la carrera vasca ha sido buena. Progresiva, y en teoría se encuentra en una gran forma. Pero el cuerpo tiene sus caprichos, y aunque no siempre responda a la lógica habitual o no encontremos razones objetivas para comprender sus comportamientos, tiene esas cosas. Que no funciona ni como uno quiero, ni como la situación lo requiera. Simplemente eso. Y creo que eso le ha ocurrido hoy a su cuerpo. No hay otra explicación.

Cuando subiendo Puchetas y, de seguido, Calizas, la exigencia del esfuerzo ha aumentado considerablemente por los ataques que han provocado algunos corredores como Frank Schleck, Chris Horner, o Dries Devenyns, Samuel Sánchez ya se encontraba fuera de fuego. Su cuerpo ha dicho no. El suyo, no es un cuerpo especialmente desobediente, los hay mucho más irregulares, pero hoy no ha respondido como se esperaba. Punto.

Ahora, toca reorganizar los objetivos. Esa pérdida es irreparable en una vuelta de una semana, y como mucho puede aspirar a ganar alguna etapa. Pero todas las situaciones tienen algo positivo, y sin la necesidad de trabajar para su líder quizá podamos asistir al descubrimiento del talento que se le supone a Beñat Intxausti, que hoy ha sido, con diferencia, el mejor corredor del Euskaltel.

“Página de la Vuelta al País Vasco”:http://vueltapaisvasco.diariovasco.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *