Theo Bos, el velocista antideportivo

El esprinter holandés del Cervelo Theo Bos ha ganado las dos primeras etapas de la Vuelta a Castilla y León. Es su cuarta victoria de la temporada, todas en España. La clásica Almería, una etapa de la Vuelta a Murcia y las dos mencionados. También fue cinco veces campeón del Mundo de velocidad y medalla de plata en los Juegos Olímpicos en la misma especialidad. Es una excepción entre los velocistas de la pista, dado que rara vez ningún velocista, muy explosivos pero nada resistentes para la carretera, se reciclan en el ciclismo de ruta.

Pero por muy grandes que sean sus logros una indeleble mancha de antideportividad ensombrecerá cualquiera de sus victorias, por brillantes que sean. El año pasado, en la última etapa de la Vuelta a Turquía, Bos fue el triste protagonista de uno de los actos más antideportivos que se hayan visto jamás. Cuando el pelotón se disponía a disputar el último esprint, Bos agarró del maillot a Daryl Impey, líder de la carera, y lo arrojó contra las vallas en una actitud deliberada que tan sólo le supuso un mes de sanción. Impey sufrió fractura de vértebras y de mandíbula lo que le obligó a una dieta exclusivamente líquida durante cierto tiempo. Su temporada se fue prácticamente al traste por esa caída producida intencionadamente por Theo Bos.

“Imágenes de la caída”:http://www.youtube.com/watch?v=i8K_7bJQaaI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *