Problema solucionado

El problema ya está zanjado. Alexandre Vinokourov ya tiene su etapa y ya se ha resarcido de su deuda con el Tour tras su suspensión por doping. Lo hubiera podido conseguir la víspera, en Mende, que era su intención y lo tenía más que merecido. Pero, la culpa, en parte y sin quererlo, fue de Alberto Contador.

No dudo que el ciclista madrileño actuó de buena fe en Mende, y que seguramente no sabía que su ataque perjudicaría a Vinokourov. Si lo hubiera sabido no hubiera atacado, porque de sobra sabe que este Tour no estará en los diez segundos que logró en la meta. Además, su apunte en su Twitter fue muy claro: “10 segundos importantísimos, marcada por la confusión en la situación de la carrera debido a la radio”. Suena a disculpa. La ventaja psicológica que logró con respecto a Andy Schleck, no fue debido a los diez segundos, sino por rezagarlo con su ataque. Contador sabe que al cien por cien es superior al luxemburgués. Esa fue su victoria. Por tanto, una vez alcanzado a Joaquín Rodríguez, Contador no debía haber tirado. Por dos razones. Una porque ponía en serio peligro la victoria, casi segura, de Vinokourov; y segundo, porque si Rodríguez hubiera atrapado al kazajo, Contador hubiera estado en mejor disponibilidad de lograr la victoria. Pero, repito, estoy convencido que todo se debió a un malentendido que no ha tenido las consecuencias que muchos ha apuntado.

Ha habido voces que pronostican problemas en el seno del Astana. No lo creo, Vinokourov sabe de sobra que el sueño de ganar el Tour lo realizará, de realizarlo, con Contador. Y esté sabe que tiene en Vinokourov un corredor que le apoyará al cien por cien. Hoy, en cuanto Vinokourov ha logrado un puñado de segundos, Contador se ha puesto al frente del pelotón para intentar ralentizar la marcha del mismo, y poner su granito de arena, en una victoria, que como todas las suyas, Vinokourov la tenía más que merecida.

1 opinión en “Problema solucionado”

  1. El tema es que Contador siempre mete la pata de alguna forma todos-todos los años, perjudicando a alguien de su equipo. El año pasado, sin ir más lejos, fue con Kloden, y es así siempre.
    Me parece que es una cuestión de mala lectura de carrera y de actuar con demasiado ímpetu, sin pensar dos veces lo que va a hacer.
    Creo que Contador nunca ha sido un buen estratega, y me parece que ya tiene que empezar a aprender, porque un corredor de su categoría no puede estar todo el Tour pendiente de lo que le digan por el pinganillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *