Igualdad

La diferencia final será mucho mayor, siempre a favor de Alberto Contador se entiende, pero es curioso que la foto que muestra la clasificación del Tour es idéntica a aquella edición en la que la separación del primero y segundo fue la más pequeña de la centenaria historia del Tour de Francia. En 1989 ocho segundos separaron a Greg Lemond y Laurent Fignon.

Como en aquella ocasión ganará el hombre más fuerte en la lucha en solitario, pero al margen de eso la diferencia entre Contador y Schleck es mínima. ¿Pero, qué ha ocurrido para que eso suceda? Los datos muestran que Andy Schleck ha tenido una progresión notable. Contador no. No es que haya sufrido una regresión, pero es probable que esté en su cenit y no pueda dar más de sí. El año pasado Contador aventajó en 21 segundos en Arcalis y 43 en Verviers. Este año no lo ha podido despegar de su rueda más que en la llegada de Mende donde sólo logró 10 segundos, la misma ventaja que sacó Andy en Morzine-Avoriaz, primera vez que el español no pudo seguir la rueda del luxemburgués.

Con sólo esos datos no se puede sostener ningún análisis juicioso, pero los hechos demuestran que Contador este año no ha sido capaz de desbancar a Andy Schleck en la montaña. Ni tan siquiera hoy, donde el corredor del Saxo Bank ha arriesgado mostrando todas sus cartas a falta de 10 kilómetros. En ese tipo de situaciones el corredor que juega a la defensiva tiene todas las de ganar porque conoce el ritmo máximo en el que puede ascender su oponente. Contador se sabía seguro de poder dejar a su adversario y ha atacado para ganar en el alto del Tourmalet, pero su repris no ha servido más que para sacar de rueda a Andy Schleck que pacientemente ha atrapado poco metros más tarde al líder, que tampoco era capaz de mantener aquel ritmo fugaz. De ese momento en adelante se ha instalado la estrategia del miedo y tras mendigar por ello Andy ha conseguido que Contador no le disputara la etapa. El Tourmalet merecía un regalo más disputado por su 100 cumpleaños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *