Ha faltado brillo

Alberto Contador ya puede respirar tranquilo, tiene en el bolsillo tu tercer Tour de Francia con lo que igualará en victorias a Philippe Thys, Louis Bobet y Greg Lemond. Aún tiene 27 años (28 en Diciembre) y pese a que puede estar en su madurez total y su progresión física pueda estar en el límite aún parece tener más victorias en sus piernas. Eso si, la edición de este año le ha enseñado que tendrá que mejorar sus prestaciones.

Contador no ha sido el mismo corredor del año pasado. Le ha faltado brillo. A él y al Tour. No hay duda que ha sido uno de los Tours más igualados de la historia y la incertidumbre por la victoria final ha tenido en vilo a los aficionados hasta el último momento. Además Andy Schleck ha estado a punto de volcar la clasificación general en una especialidad que deja mucho que desear. He oído voces diciendo que Schleck ha realizado una gran contrarreloj. No es del todo cierto. Ha realizado una buena crono, sin más. Mejor de lo acostumbra pero no ha sido algo como para lanzar las campanas al vuelo. La cuestión es que Alberto Contador ha estado muy por debajo de sus cualidades. Muy por debajo. Es difícil encontrar a un ganador del Tour que domine la especialidad contra el crono, que en la última crono se haya clasificado en el puesto 35 a 5’43’’ del ganador. El aire no es un argumento para justificar ese puesto. Es cierto que no permitió disputar la etapa a todos en las mismas condiciones, pero Menchov luchó bajo las mismas condiciones que Contador y fue 11º. Menchov nunca ha ganado a Contador en las cronos del Tour, hoy le ha metido casi dos minutos. Además que nadie intente justificar la mala actuación de Alberto Contador porque es un debate que no permite discusión. Una mínima mirada a los resultados de años anteriores y está muy claro que en comparación con sus adversarios Contador no ha podido rendir a su nivel.

La cuestión es saber porqué le ha ocurrido eso, pero es una respuesta complicada y seguramente lo tardemos en averiguar. La victoria en el Tour es la máxima aspiración que puede tener cualquier corredor y ganarlo, aunque sea sólo una vez, es algo que sólo está reservado a los mejores, pero la satisfacción de haberlo hecho con el brillo de la exhibición en alguna etapa, sea en montaña o crontra el crono, no tiene parangón. Por no haberlo hecho Contador ingresará en la lista de aquellos corredores que ganaron el Tour sin llevarse una etapa: Roger Walkowiak, Gastone Nencini, Lucien Aimar, Greg Lemond, y Oscar Pereiro. Sin embargo, ni eso ni la contrarreloj de hoy debe empañar la victoria del mejor corredor del Mundo de la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *