La etapa que le faltó

Luis León Sánchez ganó de forma magistral la Clásica San Sebastián, logrando así la victoria de etapa que le faltó en el pasado Tour de Francia. Hizo merecimientos para ello porque fue uno de los ciclistas más combativos de la carrera francesa, entró en una escapada que no pudo culminar por la falta de destreza a la hora de escoger la estrategia a seguir tal y como criticó él mismo. Nada asegura una victoria de etapa en el Tour de Francia, pero tener las ideas claras incrementa de forma notable las posibilidades de lograr el éxito. Ayer lo demostró. En Jaizkibel redujo a lo mínimo el número de corredores que garantizan la culminación de la escapada. En segundo lugar atajó de forma extraordinaria al siempre peligroso y temible Alexandre Vinokourov, combativo como siempre. Y tercero, el remate del esprint fue esplendido, facilitado, todo hay que decirlo, por el corredor kazajo que realizó las labores de lanzador. Una ejecución perfecta, vamos.

La Clásica San Sebastián volvió a ser una gran carrera, como en sus mejores años. El nuevo formato con dos subidas a Jaizkibel ha añadido dureza lo cual facilita el despunte de los mejores corredores. Sus rampas no son excesivas, pero suficientes para hacer destacar a los mejores, que en la mayoría de los casos son hombres que vienen del Tour. Si se termina la carrera francesa con una mínima entereza y ganas de seguir estrujando el cuerpo, todo viene rodado. Sólo dos corredores de los diez primeros no estuvieron en el Tour, lo cual habla del mérito del cuarto puesto de Haimar Zubeldia, recuperado de su lesión, y Richie Porte, que tras su victoria en la crono del Tour de Romandía y su maillot rosa en el Giro, sigue dando que hablar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *