Comienzo espectacular

La puesta en marcha de la Vuelta a España 2010 ha sido un acierto. A veces, un mínimo cambio, una simple idea, una locura si se quiere, puede aportar grandes cosas. La luz artificial en la noche sevillana ha añadido espectacularidad a la disciplina más plástica del ciclismo, la crono por equipos, una especialidad que exige técnica, potencia, intensidad, concentración y, sobre todo, mucha coordinación.

Ha ganado el HTC-Columbía, que en parte ha sido una pequeña sorpresa por no acudir con el equipo estelar. Con ello Mark Cavendish ya puede presumir de contar con victorias en las tres grandes y haber sido líder en el Giro de Italia y en la Vuelta a España. Algún también lo será en el Tour. Que nadie lo dude.

Para mi el favorito era el Saxo Bank, que al contar con Fabián Cancellara tenía media victoria en el bolsillo. En esa distancia ni las motos pueden con él. Pero, eso a veces es un problema. Hoy lo ha sido. Creo que el equipo no ha podido exprimir todo su potencial por el temor de perder a Frank Schleck que ha ofrecido signos de alguna debilidad, que por otra parte tampoco es de extrañar.

Sin embargo, lo más llamativo ha sido el pobre resultado del Rabobank, equipo de Menchov, uno de los favoritos. Siempre he dicho que la crono por equipos beneficia a los más débiles en la lucha individual y perjudica a los mejores. Frank Schleck, Carlos Sastre o Ezequiel Mosquera jamás lograrían un segundo de ventaja en la lucha solitaria frente a Denis Menchov, y ahora, aunque no decisivos, cuentan con un puñado de segundos que no les vendrán nada mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *