Decisión acertada

Cuando Philippe Gilbert, poco antes del Tour de Francia comunicó a su equipo que no quería disputar la carrera francesa para preparar el final de temporada, y sobre todo, el Campeonato del Mundo, intentaron convencerle para que cambiara de opinión. La verdad, el Omega-Pharma llevaba (y lleva) una temporada escasa de victorias, vergonzosa, para un equipo de ese nivel. Sólo contaban con tres victorias: las dos logradas por Philippe Gilbert en la Amstel Gold Race en la primera etapa de la Vuelta a Bélgica, y la lograda por Matthew Lloyd en el Giro de Italia. Por tanto, era lógica la intención de sus directores dado que el equipo está encomendado totalmente a Philippe Gilbert, aunque luego, Jurgen Vandenbroeck tuvo un papel destacado en la general y el equipo no echó de menos al corredor valón.

Esta cuestión de escoger el calendario ha enfrentado en no pocas ocasiones a directores y corredores. El corredor mira por sus intereses, que de lograrlos, es positivo para el equipo. Y el equipo, evidentemente defiende los suyos, utilizando para ello a los corredores como es lógico. Esto que parece muy sencillo, porque todo el mundo debería remar en la misma dirección, no lo es siempre. De ahí los conflictos. Normalmente los únicos que pueden escoger e imponer su propio calendario son las grandes estrellas. El resto se tiene que amoldar a las exigencias del equipo, y cubrir en numerosas ocasiones imprevistos causados, a veces, por una mala planificación, y otras, por sucesos incontrolables como caídas o lesiones.

Philippe Gilbert es una estrella, uno de los mejores corredores de clásicas del momento. Por ello, se salió con la suya en vista de la victoria de hoy no se ha equivocado. Ha llegado fresco a la Vuelta, con una gran fortaleza física. Y eso en septiembre se nota más que en otros meses donde la mayoría de los corredores están en situaciones similares.

Es casi seguro que Gilbert no finalizará la Vuelta a España, pero tras la victoria de hoy el liderato poco importará a su equipo. Y no digamos si como pretende gana el Mundial. Por lo menos ha quedado demostrado que su decisión de no correr el Tour de Francia, ha sido acertada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *