Mikel Nieve, el antídoto para Igor Antón

Pasará mucho tiempo antes de que se olvide la caída de Igor Antón camino de Peña Cabarga, y seguro que el propio protagonista no lo hará nunca. No todos los días se tiene la oportunidad de ganar una vuelta grande. Pero sus compañeros le están ofreciendo el mejor antitodo para la cura y el olvido, una victoria. Lo ha logrado Mikel Nieve, que rota, desgraciadamente, la cadena que le obligaba a trabajar para su líder, se ha estrenado en una categoría a la que llegó tarde, pero llegó para quedarse.

Mikel Nieve no fue un corredor ganador en la categoría amateur, lo que algunos confunden con ser malo. Ganó el Memorial Balenciaga y la Corsa LLobregat en 2007, antes de pasar al Orbea a modo de examen para el Euskaltel-Euskadi. Sin victorias, pero lo pasó con nota. Por eso está donde está, por ser un buen escalador, regular y hombre de equipo, dispuesto siempre a cumplir con la tarea que se le encomienda. Hasta ahora había sido permanecer junto a Igor Antón y sacarlo de algún apuro importante. Lo hizo a la perfección. Ahora, en la primera oportunidad, ha ganado una etapa, la más dura, la etapa Reina. ¿Se le puede pedir algo más?

Todos los focos apuntarán al corredor navarro, pero todo el equipo merece un sobresaliente. Las declaraciones de Juanjo Oroz tras la caída de Igor Antón y Egoi Martínez, definen el espíritu de lucha que mantiene el equipo. “Hoy nos hemos caído todos; mañana nos levantaremos todos”, dijo la noche del sábado. Ayer no, pero hoy si que se han levantado. La victoria de Nieve ha sido una victoria de equipo, planteado con brillantez en la pizarra por el director, y ejecutada a la perfección por los corredores en la carretera. Algo que ocurre en muy pocas ocasiones. Amets Txurruka, combativo como siempre, se ha dejado el corazón en la escapada tirando del grupo para aligerar de esa tarea a Mikel Nieve. Gran parte de la victoria es de él.

El Euskaltel, criticado muchas veces por su falta de personalidad, ha tenido el tremendo mérito de cambiar de guión y seguir logrando victorias en una prueba que hubieran podido lograr más de lo imaginado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *