Italia sigue en crisis

Seguramente resulta osado decir que Italia no es lo que era cuando dos de las tres grandes vueltas han sido ganadas por corredores transalpinos. Iván Basso y Vincenzo Nibali han devuelto a Italia al primer plano internacional. Pese a ello, me reafirmo en lo dicho. Italia sigue en crisis.

Cualquier vistazo al pasado ofrece una imagen mucho más brillante. El futuro más cercano no presenta nada alentador. No en un plazo muy corto. Basso seguirá teniendo nivel para ganar, Nibali también, pero no parece que ni uno ni otro puedan con Contador y Schleck, que están uno o dos escalones por encima. Nibali seguirá progresando,. Lo viene haciendo desde hace tiempo, lento pero seguro. Es cierto. Los datos no engañan. Se clasificó en 19ª posición en el Giro de 2007, el undécimo en 2008 y tercero este año. En el Tour su salto ha sido mayor, del 20º de 2008 al séptimo del año pasado. La victoria de la Vuelta es una prueba de fuego en su progresión. Es un corredor equilibrado, pero le falta un punto. Todo aquel corredor que no rompa en las subidas debe ser un gran contrarreloista, o viceversa, y Nibali no lo es. Es un buen escalador, pero no decide, y algo parecido le ocurre en la contrarreloj. Necesitaría una progresión extraordinaria y no creo que se vaya a producir. Creo que siempre estará por debajo de Contador y Schleck. Es lo malo de haber coincidido con dos superclases.

En las clásicas el panorama italiano no es mejor. Tienen a Filippo Pozzato, que aunque grandísimo corredor, tiene más nombre e imagen que palmarés. Pozzato sólo ha ganado la Milán-San Remo entre las grandes, nada que ver con el palmarés de Boonen o Cancellara, dos corredores de sus características. Nada comparable con Paolo Bettini el último gran clasicómano Italiano.

Hay otros datos más clarificadores. En el ranking de la UCI sólo un corredor italiano figura entre los 10 primeros (Nibali, 6º) y dos entre los 20 (Basso, 20º). Por países España supera ampliamente a Italia, y entre el ranking de victorias el primer italiano, Petacchi, es noveno. Miren, y comparen, por curiosidad, esos datos hace 10 o 15 años y verán lo que encuentran: una superioridad italiana total.

En el pasado reciente, Italia contaba con Pantani, Simoni, Savoldelli, Gotti, Burgno, Chiapucci….., o clasicómanos como el mencionado Bettini, Bartoli, Tafi,Ballerini, y/o Bortolami. Ahora, y pese al Giro y la Vuelta a España, las estrellas italianas no brillan como antaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *