El Tour de Francia apuesta por la lógica

El Tour de Francia 2011 tendrá mucha montaña y muy poca crono. Es una decisión acertada, una clara apuesta por el mejor espectáculo. Los deportes actuales deben ser vistosos, si no están muertos, no atrapan a nadie. La crono es una disciplina única, una auténtica prueba de la calidad de un corredor, pero tiene el inconveniente de disputarse en solitario, sin nadie a quién derrotar en la lucha directa. Durante años las cronos han tenido demasiado peso específico en la clasificación final. Si uno era un verdadero especialista en esa disciplina y un aceptable escalador, lo tenía prácticamente todo hecho.

Ocurrió que en Italia, de repente, surgió un grupo de escaladores extraordinarios. Los italianos que siempre han sido muy suyos y han tenido personalidad propia sin mirar a las modas de la actualidad, comenzaron a extremar la dureza de su prueba, el Giro de Italia, que redujo drásticamente las cronos y apostó seriamente por la montaña. La decisión ha tenido un éxito tremendo y desde mediados de los noventa vienen repitiendo la misma fórmula.

El Tour de Francia de 2011, tiene una clara influencia italiana. Han apostado por la lógica reinante. Al igual que en el Giro de Italia los kilómetros contra el crono serán casi anecdóticos: sólo 41 kilómetros en solitario, los otros 23 serán por equipos. Hasta hace bien poco en la mayoría de las ediciones se superaban con creces los 100 kilómetros en solitario, y en la década de los ochenta se llegó a celebrar alguna crono de casi 90 kilómetros.

Por el contrario los finales en alto serán cuatro, y las etapas más decisivas están colocadas al final de la carrera al estilo italiano. En los Pirineos, Luz Ardiden y Plateau de Beille provocarán las primeras diferencias, pero las decisivas llegarán en los Alpes que este año recibirán el lógico y merecido homenaje de la organización por los 100 años de presencia en la carrera. Galibier, el puerto más mítico de los Alpes, y Alpe D’Huez un puerto con unas características especiales, serán, seguramente los jueces que dicten sentencia. Eso sí, si algo hubiera que dilucidar, la única crono resultará vital y ahí Alberto Contador volverá a contar con ventaja con respecto a Andy Schleck o cualquier otro escalador que opte con opciones de victoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *