Es la hora de Zdenek Stybar

Ahora que la temporada de carretera se ha tomado su merecido descanso, al menos en Europa, no está de más echar un vistazo a lo que está ocurriendo en el ciclo-cross internacional. Y está ocurriendo un cambio, un cambio importante de protagonistas. Algo que se anunció la temporada pasada, y en esta se ha confirmado por completo. Los reyes del cyclo-cross ya no se llaman Sven Nys y Bart Wellens, sino Zdenek Stybar y Niels Albert.

Es cierto que Bart Wellens lleva al menos dos-tres años sin demostrar su mejor nivel, pero un corredor que en la última década ha ganado dos Campeonatos del Mundo, y pruebas tanto del Superprestigio como de la Copa del Mundo o la clasificación final de dicho evento, merece una mención. Lo de Nys ha sido más progresivo. Aún sigue ganando y dando que hablar, pero no tanto como antes. Ya el año pasado su número de victorias se redujo casi a la mitad de lo que acostumbraba en sus mejores tiempos, y tampoco tenían el brillo de antaño. En cambio, y como es lógico, Stybar y Albert han llegado con fuerza y para quedarse al menos durante unos cuantos años.

Niels Albert es el sucesor natural de Nys. Comparten casi todo. Localidad natal, sus orígenes ciclistas yacen en el BMX y sus cualidades son semejantes. Albert, ya fue Campeón del Mundo hace dos años en su primera temporada en la categoría Elite, a donde accedió tras dominar de forma aplastante la categoría de plata. Tanto el año pasado como éste ha tenido problemas de lesiones que le han impedido rendir al mejor nivel, pero su pronta puesta a punto así como el desarrollo que está teniendo dejan claro que se trata de un corredor especial que hará grandes cosas.

Stybar, ha llegado en silencio. Sus dos Campeonatos del Mundo en la categoría Sub-23 pasaron algo desapercibidos porque el cyclo-cross ha vivido una década cegada por la histórica trayectoria de Nys. Pero Stybar ya es el mejor de la especialidad. La temporada pasada no sólo ganó el Campeonato del Mundo de forma brillante sino también fue el más regular y por ello se llevó la Copa del Mundo. Este comienzo de temporada está crecido. No tiene nadie a su sombra. Ha ganado siete carreras, las más importantes, todas las que ha disputado. Ha ganado tanto las dos pruebas de la Copa del Mundo así como la única que se ha disputado del Superprestigo.

Este año aspira a todo, pero eso mismo se puede convertir en un gran problema como bien lo sabe Nys que casi siempre llega saturado al Campeonato del Mundo. Stybar no debería cometer los mismos errores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *