Un recorrido para el espectáculo

Hubo unos años, desde el año 90 más o menos, que coincidió sobre todo con el absoluto dominio, seguramente excesivo, de Miguel Indurain y Lance Armstrong, en los que una crono individual larga, de unos 50 kilómetros, era prácticamente suficiente para decidir toda una vuelta grande. Sobre todo el Tour de Francia. Y como todo el mundo vive bajo el techo del Tour la mayoría de las carreras, incluso las de una semana, comenzaron a copiar la misma fórmula: contra reloj y más contra reloj. Con ello se garantizaban en muchos casos un palmarés muy parecido al del Tour, y todos satisfechos. Pero el espectáculo seguía prisionero de las excesivas diferencias que se daban en las cronos.

Pero en esas llegaron los italianos y su ejercito de escaladores, y como nunca han sido amantes de seguir las modas que crean otros, emprendieron un camino que a la larga está imitando todo el mundo. De repente aparecieron los Dolomitas e hicieron transitables caminos que sólo conocían las cabras y sus dueños.

La Vuelta a España ha importado el modelo italiano. La edición del año pasado es un ejemplo claro y el recorrido que se ha presentado hoy también. La carrera que comenzará en Benidorm el 20 de Agosto con una crono por equipos de 16 kilómetros, sólo tendrá una crono individual de 40 kilómetros en Salamanca en la 10ª etapa, y en cambio, seis finales en alto, además de otros finales con mucho nervio debido a sus cotas empinadas que siempre resultan vistosas.

Los corredores deberán atender con la mayor concentración desde el primer momento ya que en todas las semanas hay etapas trascendentes, algo que mantendrá al espectador expectante. En la primera semana Sierra Nevada y La Covatilla; en la segunda, la crono de Salamanca y tres finales en alto con Manzaneda, Farrapona (estreno) y Anglirú. Sin duda será la semana más decisiva. Pero en la última semana tendrán que negociar las rampas de Peña Cabarga, de donde teóricamente debería salir el ganador final.

Sin duda la organización ha acertado con el recorrido, y es curioso pero ha tenido que ser Abraham Olano, uno de los mejores especialistas contra el crono del Mundo en su época de corredor, quien haya hecho esa aportación a la carrera. Olano sabe que la espectacularidad yace en la lucha frontal que se da en los puertos y no en las largas rectas que se hacen en solitario.

Hablar ahora de los favoritos es un absurdo, pero necesariamente tendrá que ser escalador y como siempre, de entrada, hay que contar con los corredores que mejor preparan la carrera que no son otros que los estatales. Seguro que Igor Anton, Joaquím Rodríguez, Samuel Sánchez, y Ezequiel Mosquera y Alberto Congador ( si es que estos dos últimos solucionan a su favor el affaire que mantienen con la UCI) estarán en la lucha por la victoria, así como los extranjeros que la disputen con intención de ganarla. Entre estos habrá que seguir la evolución de Danilo Di Luca, ya que ha declarado que ayudará a Joaquím Rodríguez en el Giro y tendrá más libertad en la Vuelta. Debido a su obligado parón por dopage se supone que necesitará al menos hasta septiembre para estar luchando por objetivos tan difíciles.

Aún quedan casi nueve meses para que comience la carrera, pero la presentación del recorrido seguro que habrá levantado un expectación que antes no se daba.

“Página oficial de la Vuelta a España 2011”:http://www.lavuelta.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *