Las prisas

Ahora que comienza la temporada, todo el mundo se preocupa por Alberto Contador. Hasta el Tour de Francia, lo cual es noticia porque la organización de dicha carrera jamás se ha ocupado más allá de sus intereses económicos. Como empresa que es quiere restar la importancia de la mano de obra, que en el caso del ciclismo no es otra que unos corredores englobados en unos pocos equipos. Sin embargo un Tour de Francia sin Alberto Contador, ganador en tres ocasiones, no sería lo mismo, como no lo era sin Lance Armstrong y ahí están los “datos”:http://www.biolaster.com/blog-ciclismo/470 para corroborarlo.

De ahí se entiende que el director de la carrera, Christian Proudhomme, haya solicitado a la UCI celeridad en el caso Alberto Contador. Y aunque no lo haya declarado, me decanto por pensar que Proudhomme sería partidario de que se le declarara inocente. No sé si es culpable o no de dopage, pero creo que en el ambiente ciclista se respira un aire de confianza para-con Contador y existen muchos datos que lo demuestran.

Aunque los ciclistas normalmente hacen corporativismo en casos como este, muchos de sus más directos rivales han salido en su defensa. Lo mismo ha ocurrido con los directores, e incluso la UCI y la AMA en ningún caso se han mostrado tan tajantes como en otros casos. Y ahora llegan las declaraciones de Proudhomme solicitando acelerar el caso Contador, cuando en el pasado reciente la organización del Tour de Francia ha sido absolutamente intransigente con cualquier caso de dopage aunque este estuviera basado en un simple rumor.

Es imposible saber cuando se esclarecerá por completo el affaire Alberto Contador. En un principio se comentó que el día 23 o 24 de este mes habría un pronunciamiento oficial pero al poco el presidente de la UCI Pat McQuaid se desmarcó diciendo que es probable que el caso no se resuelva hasta poco antes del Tour de Francia.

Parece también que el método para detectar transfusiones de sangre en la orina basado en los restos de plástico será validado científicamente por la la AMA, y eso podría facilitar, o quizás complicar, una decisión final. No lo sé. Sólo sé que este caso, como otros muchos en el pasado, se está extendiendo demasiado en el tiempo y eso no es bueno. Ni tampoco las prisas que se quieren dar muchos ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *