Una auténtica lección

Son jóvenes y aún desconocidos para el gran público, pero serán famosos dentro de nada. Cameron Meyer, Matthew Goss, Michael Matthews (Australianos todos) y Ben Swift (Gran Bretaña), todos ellos protagonistas en el recién finalizado Tour Down Under, han inflingido una auténtica lección para los países de más tradición en el ciclismo.

En el deporte, no se engañen, hay dos claves para el éxito: la clase y el trabajo. La clase se tiene o no se tiene, ese don depende de la naturaleza y nada se puede hacer contra ella. Pero en lo que se refiere al trabajo, no hay límite para el buen desarrollo. Y en eso se han destacado países como Australia y Gran Bretaña. Son países que se encuentran aún en la cuna, prácticamente recién nacidos, pero les han cogido la delantera a los que se han dormido en los laureles.

Son países que han formado a excelentes fisiólogos, han invertido en investigación, material y han realizado un extraordinario trabajo en la pista dirigido por el personal de sus respectivas federaciones. Sin excepción, todos los ciclistas antes mencionados, y otros muchos más, han salido de los programas desarrollados para la pista y ahora están recogiendo los frutos incluso en la carretera.

Antes sólo ocurría con el material. Todas las marcas importantes de bicicletas y sus componentes pertenecían a Italia, sobre todo, y a Francia. Ahora, marcas de diferentes países les han comido la tostada. No hay más que repasar las bicicletas de los equipos ProTour. Ahora, está ocurriendo lo mismo con los corredores. El trabajo bien coordinado, planificado y desarrollado con precisión está marcando la diferencia.

“Página oficial del Tour Down Under”:http://www.tourdownunder.com.au/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *