Malo será que el tiempo no nos cambie

Se acaba de conocer un hecho insólito en el ciclismo y diría que en el deporte. Han destapado una red de tráfico de sustancias dopantes en Cataluña gracias a la colaboración de un ciclista. Xavier Tondo, ciclista del Movistar, recibió el pasado Diciembre un mail con la oferta de conseguir sustancias dopantes (EPO, anabolizantes y Hormona de Crecimiento) a buen precio. Sin que la oferta causara la más mínima tentación Tondo puso el mensaje recibido en manos de los Mossos de Escuadra que dos meses más tarde han desarticulado una red de distribución.

La actuación de Xavier Tondo debería de servir de ejemplo. No soy partidario de comenzar a levantar sospechar por cualquier cosa y menos de poner supuestos casos en manos de la policía para que comiencen a actuar ante todo tipo de suposición. Pero en el caso que nos ocupa no existía la presunción sino el hecho de recibir una oferta para lograr productos dopantes. Evidentemente es un caso aislado y seguramente no todos los integrantes del pelotón hubieran obrado de la misma forma, pero Tondo es un claro ejemplo del cambio que, afortunadamente, se está dando en el ciclismo. En el pasado nunca hubiera ocurrido algo semejante. En el mejor de los casos se hubiera mirado para otro lado. En cambio, Tondo ha demostrado que hay ciclistas que han comprendido que para bien del deporte es imprescindible un cambio radical de actitud para con el dopaje.

No todo el mundo comprenderá su postura y tampoco la mía al defender la suya, pero malo sería que el tiempo no nos cambiara. Y, como he comentado, la penosa situación del ciclismo exige un cambio de rumbo total. La limpieza total es una utopía, pero por el otro camino solo existe el abismo.

1 opinión en “Malo será que el tiempo no nos cambie”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *