Ilusiones

No sé si algún día será posible ese ciclismo que imagino. Del todo ya sé que no porque sé que lo de Caperucita es un cuento muy bonito pero imposible, pero me gustaría que la gente no lo desdeñara como lo hace ahora en la calle, ni que lo ciclistas, ni equipos, ni organizadores, ni federaciones dieran motivos para ello, que los dan y no pocos.

Me gustaría que la gente hablara de las gestas de los ciclistas, que disfrutara apreciando el esfuerzo que realizan por conseguir sus metas, con el espectáculo que ofrece esa lucha. Que se supiera valorar lo verdaderamente difícil que es tener ese nivel físico, pero que nadie pusiera en entredicho que ese nivel deportivo proviene de conductas irregulares, sino que se debe a la extraordinaria genética que la naturaleza otorga a unos pocos y de la carga de entrenamientos a la que se someten para sacar el mejor de los provechos a esas cualidades.

Posible o no, se necesitará mucho tiempo para que el ciclismo tenga credibilidad y no digo recobrar la credibilidad porque no sé si la ha tenido alguna vez. Pero estoy plenamente convencido que jamás se han hecho tantos esfuerzos para lograrlo, ni desde fuera ni desde dentro del pelotón como se está haciendo ahora. Algunos hacen autocritica de los “errores cometidos”:http://www.cyclingnews.com/blogs/jonathan-vaughters/connecting-the-dots. Otros, aseguran desde el pelotón que se está en la “dirección correcta”:http://www.velonation.com/Blogs/Rubens-Bertogliati/ID/140/A-personal-comment-on-the-recent-doping-affairs.aspx. Otros proponen una “transparencia total”:http://www.velonation.com/News/ID/4140/Gerdemann-In-search-of-transparency.aspx. Y otros predican, como dice el titular, “con el ejemplo”:http://www.elpais.com/articulo/deportes/Tondo/predica/ejemplo/elpepidep/20110219elpepidep_5/Tes.

Sin duda que hay muchos más, la clave está en que en a la mayor brevedad posible sean la mayoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *