Boonen se precipita, Vanmarcke acierta

La primera clásica importante de la temporada, la Omloop Het Nieuwsblad, ha deparado una sorpresa agradable. Un novato se ha encumbrado como un auténtico campeón y un campeón se ha comportado como un novato. Por eso ha ganado Sep Vanmarcke y no Tom Boonen como esperaba todo el mundo.

La carrera ha tenido casi todas esas características que tienen las carreras de este tipo. Una escapada desde el principio; un equipo, el OmegaPharma-QuickStep, que ha controlado la carrera de forma apabullante; la selección de los hombres más fuertes de la carrera; y un desenlace brillante, pero inesperado. De las dos cosas más importantes se han encargo Boonen y Vanmarcke.

Tom Boonen parecía encontrarse en el jardín de su casa. Nunca ha ganado esa carrera, pero el pavés es su hábitat natural. Ha repartito tortas ha diestro y siniestro como el profesor que quiere castigar a aquellos que no se han aprendido la lección. Pero, por sorpresa, hoy ha habido un alumno que se sabía la lección mejor que el profesor. Desconozco si ha sido el propio corredor quién ha tomado las decisiones en carrera o ha sido Erik Van Lancker, director del Garmin, quien ha marcado la estrategia de la victoria, pero en cualquier caso ha sido acertada.

Casi tan importante como la victoria ha sido el ataque que ha lanzado Vanmarcke a unos 20 kilómetros de la meta. Pintaban bastos para él. Boonen contaba con la ayuda de Devenys, y Flecha con Hayman. Vanmarcke estaba sólo. Ese era el quinteto de cabeza una vez que Hushovd y Breschel se desfondaran. Era un ataque imprescindible, sino poco podría hacer ante tanta ventaja del Sky y el Omega. Vanmarcke ha sido valiente y fuerte. Una vez que su cambio de ritmo haya rezagado a los dos más débiles, el resto casi lo ha hecho Tom Boonen, ansioso por una victoria en esa carrera. Llegados al esprint Boonen se ha precipitado tanto que ha tendido la alfombra roja a un chaval de 23 años que sin muchas credenciales ha entrado por la puerta grande en el reino de las clásicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *