Martinllazo del Garmin

El ciclismo tiene futuro con corredores como Dan Martin, equipos como el Garmin-Sharp y etapas como la de hoy en la Volta a Cataluña. Ha sido una jornada grandiosa, por recorrido,-dureza y distancia,- por estrategia y por su resultado. El golpe de mano que ha dado Dan Martin (Irlanda, 26 años) ha sido tan grande, que ha conseguido la etapa, el liderato y quizá, la carrera. Pero no eso no lo sabremos hasta el último instante porque las bonificaciones, el circuito de Monjuitc y un Joaquín Rodríguez que no dará su brazo a torcer hasta el último aliento así lo prometen.

Hoy el ciclismo ha hecho afición gracias al Garmin y a Dan Martin. Primero porque se ha demostrado, una vez más, que una estrategia valiente unida a la fortaleza y determinación de unos cuantos corredores pueden echar por tierra el dominio que venía ejerciendo el pelotón en los últimos años. Por mucho que quien lo intente controlar sea el Sky, que como se ha visto (y es positivo) no tiene un poder infinito. Son humanos. Segundo porque Dan Martin ha recuperado al ciclista del pasado, aquel que encorvado sobre su bicicleta, con un estilo nefasto se enfrentaba a la montaña con un esfuerzo inhumano y proyectando tanto sufrimiento que obliga al aficionado a querer ayudarlo. Martin ha mostrado como nadie lo que casi siempre oculta la televisión: capacidad de sufrimiento, característica que históricamente se les ha atribuido a los protagonistas de este deporte.

Martin es un buen escalador y así lo ha demostrado en Port Aine-Rialp. Ha comenzado el puerto con casi una docena de corredores a rueda y un pelotón comandado por el Sky que como siempre pensaba que nada podría impedir imponer su autoridad. Afortunadamente no ha sido así. Martin ha realizado una ascensión extraordinaria, fruto de una capacidad física elogiable. Al inicio del puerto tenía poco más de un minuto de ventaja y ha llegado con 36 segundos sobre su más inmediato perseguidor, Joaquín Rodríguez. Pero a Wiggins, por ejemplo, le ha sacado un minuto. Todo un recital.

Los movimientos de algunos favoritos, Gesink y Van den Broeck, han comenzado con una prontitud poco habitual, a 12 kilómetros de la meta. Normalmente casi todos esperan a una distancia más prudente, como mucho 3-4-5 kilómetros, una vez que saben que de reventar la pérdida no será exagerada. Esos intentos han añadido tensión a un Sky que hoy no ha dado el nivel habitual.
Dada la situación Nairo Quintana, el mejor ejemplo de escarabajo colombiano, se ha animado a demostrar sus excelencias para la escalada. Retirado Valverde por caída, y debido a su retraso en la general, tenía que atacar desde lejos. Quintana es el estereotipo ideal del ciclista colombiano. Pequeño, de tez muy morena, ligero, muy erguido y adelantado en el sillín, y con un pedalear que parece estar masajeando la cadena. Apenas ejerce tensión a su musculatura y parece escalar sin tocar la carretera. Por detrás ha llegado Joaquín Rodríguez, con un pedaleo más brusco, un gran desarrollo que lo obligaba a arrastrarlo de pie porque sentado es imposible. El catalán es el mejor especialista en distancias cortas. En un breve periodo de tiempo puede soportar una intensidad de trabajo que es imposible para el resto. Y lo aprovecha como nadie, aunque hoy ha tardado mucho en moverse, seguramente por temor a Wiggins, que, de momento, no está al nivel del año pasado.

Dan Martin ha sido segundo, tercero y cuarto en la Vuelta a Cataluña y tras la exhibición de hoy tiene la victoria al alcance de la mano aunque deberá demostrar que también sabe gestionar el liderato con una amenaza pisándole los talones. La propuesta del Garmin-Sharp y el remate del irlandés bien merecen una victoria que sería recordada durante mucho tiempo.

2 opiniones en “Martinllazo del Garmin”

  1. El segundo “equipo científicio” tras el sky también está volando. El Garmin, ese equipo que va de limpio-limpísimo y que por eso está ahí dirigiendo al equipo Vaughters, la hipocresía personificada del ciclismo.

    Vandevelde, Zabriskie, Danielson (corredores limpísimos, claro, claro) y ahora también Alex Rasmussen volverá al equipo afincado en Girona.

    Por su parte Pity estará en plena forma para volver a la Itzulia y seguir machacando este deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *