Los defectos del Este

A cuenta de la victoria de Pavel Brutt en la quinta etapa del Giro, se me ha ocurrido que es una buena ocasión para reflexionar sobre las deficiencias de los corredores educados bajo la filosofía de los países del Este.

Los ciclistas que provienen de esos países son mejores a los 20 años que a los 30. La historia de los Campeonatos del Mundo Junior o Amateur de cualquier especialidad, sea pista, ruta o ciclo-cross está plagada de nombres y apellidos originarios de Rusia, Bielorrusia, Ucrania, República Checa, o Alemania del Este. Tomando, tan solo, como ejemplo los ocho últimos años de los Campeonatos del Mundo Sub-23 de fondo en carretera, vemos que seis de los ocho Oros fueron logrados por corredores del Este: Peter Velits (Eslovaquia) en 2007, Dmytro Grabovsky (Ucrania) en 2005, Kostantin Siutsou (Bielorusia) en 2004, Sergey Lagutin (Uzbekistán) en 2003, Yaroslav Popovych (Ucrania) en 2001 y Evgeni Petrov (Rusia) en 2000.

Remontándonos en el tiempo incluso algo más, los datos de cualquier carrera importante del campo amateur o Junior, seguiría demostrando la absoluta superioridad que gozaron los países mencionados desde la década de los 60 (sobre todo a partir de los 70)pues nos toparíamos con nombres como Olaf Ludwig, Joachim Halupczok, Uwe Ampler, Lech Piasecki, Serguei Soukorouchenkov, Gustav Adolf Schur, etc.

En esos años de la guerra fría, el deporte y los deportistas eran utilizados para mostrar las excelencias de la filosofía comunista, y esos países con tal de lograr sus objetivos recurrían a todo tipo de soluciones, incluido el dopage de estado como bien ha quedado demostrado por las declaraciones de algunos de los protagonistas.

Sería un error pensar que todas las hazañas logradas por los deportistas de esos países se deban exclusivamente al dopage. Sin duda se trata de deportistas con un talento extraordinario sometidos a tremendas cargas de un entrenamiento en muchos casos pionero. Pero no es menos cierto que ese sistema ha tenido un defecto grave que no han sido capaces de solucionarlo ni tras el derrumbamiento del Muro de Berlín.

La mayoría de los corredores que despuntaron en la categoría amateur han terminado quemados seguramente por las excesivas cargas de entrenamiento, el desmesurado número de carreras, y/o por una exagerada aceleración de sus capacidades físicas. Muy pocos de ellos lograron seguir progresando hasta sobresalir en el campo profesional al mismo nivel que lo hacían en el campo Amateur. Evidentemente los ha habido, y no nos podemos olvidar de Viatcheslav Ekimov, Piotr Ugrumov, Zenon Jaskula, Olaf Ludwig, Jan Ullrich, Dimitry Konyshev, Andrei Tchemile, Eugeny Berzin, o Romans Vainsteins. Pero incluso un repaso más concienzudo de esa lista nos arrojaría un porcentaje muy escaso teniendo en cuenta los cientos de corredores que apuntaban muy alto antes de los 20 años. El Tinkoff es un claro ejemplo. Repleto de corredores con títulos mundiales y Olímpicos, se dedican ahora a la meritoria pero humilde tarea de buscar escapadas medio consentidas para distinguirse sobre el resto.

2 opiniones en “Los defectos del Este”

  1. Kaixo Xabier. Junior mailako ziklista Gernikarra naiz eta zure esatari-lanak miresten ditut. Dena bikain aztertuta daukazu eta iritziak bikainak dira ziklista guztiak kontuan hartuz.Larre motzean hezitakoak aipatzean zer esan nahi duzu? Nire euskerie ezta hain sarrixe ta horregaitzik jakin gure neuke.Onena zara.Giroa onenak irabaz dezala eta ea maite dudan Savoldelli besteen gabezi teknikoez baliatzen den garaipena lortzeko. Ricco-k 3.astean ahulezia izango duela uste baitut.

  2. Eskerrikasko Daniel zure iritziagatik.
    Larre motzean esapideak adierazten du, erraztasunik gabe hezi izan direla, baliabide gutxirekin, dena euren esfortzuagatik lortu dutela. Hori da Ekialdeko kirolari askoren egoera, oso diziplina gogorretik atera dira eta badakite zailtasunak kexurik gabe gainditzen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *