Choque Femoro Acetabular con vendaje neuromuscular en una sesión de fisioterapia

 

La última ( 5ª) Jornada de trabajo interdisciplinar sobre Choque Femoro Acetabular celebrada en Vitoria-Gasteiz en UFA (Unidad de Fisioterapia Avanzada) se convirtió en un punto de intercambio de ideas, de repaso sobre la problemática de la cadera, de propuestas de tratamiento y en definitiva de avance en nuestro día a día como fisioterapeutas.

 

 

La aplicación que os propongo hoy serviría y se utiliza como complemento dentro de una sesión tipo de fisioterapia para dicho síndrome, bien previo a una cirugía o como mantenimiento de la movilidad articular en su ausencia.

 

 

 

 

 

 

 

A modo de breve repaso señalar que el Choque Femoro Acetabular se presenta como una patología relativamente “joven” de la articulación de la cadera, cuyo origen se desconoce a día de hoy, y que puede afectar a cualquiera de los dos elementos que participan en el juego de la cadera: el acetábulo y el fémur.

 

 Lo vemos relacionado con deportistas jóvenes, muchas veces camuflado como otro tipo de patología y que si no se detecta a tiempo puede producir una artrosis precoz de cadera.

Existen tres tipos de choque:

El tipo CAM,  que se presenta como un sobrecrecimiento anteroexterno del techo del acetábulo  que choca o produce un ” impingement ” contra el labrum y el acetábulo, al flexionar y rotar la cadera, lo cual puede provocar una lesión del mismo y derivar en un desgaste del cartílago articular.

El tipo PINCER, donde existe un sobecrecimiento del borde acetabular que provoca el roce contra la cabeza del fémur y su cartílago al flexionar y rotar la cadera, provocando daño sobre el labrum acetabular y a partir de ello lesión condrales articular.

Y el tipo MIXTO, una mezcla entre los dos anteriores. Una vez obtenido el  diagnóstico  médico y en función del grado de lesión,  la utilización del vendaje neuromuscular, podría proponerse como coadyudante  previo a una posible cirugía o incluso para intentar mejorar la sintomatología (sobretodo en el tipo CAM)  en fases de detección temprana. Buscamos reducir el “impigement” a través de reducir la tensión muscular que lo favorece, por lo tanto, la técnica utilizada será muscular para inhibir los músculos implicados y la podemos realizar con tiras en I de inserción a origen de 7’5 cm  como el caso expuesto o de 5 cm en función de la morfología muscular.

La característica que diferencia esta aplicación para la patología en cuestión es la de aplicar las vendas con la pierna del paciente decoaptada a ser posible. ¿Cómo lo podemos conseguir? Pues de entrada subiendo al paciente a una banqueta o silla y tras ello ( asegurándole un correcto apoyo con el cuerpo y/o brazos en la pared para evitar sustos) le pedimos que deje la  pierna en cuestión en suspensión, preparada para realizar ejercicios pendulares, por ejemplo. Y será en esa postura donde iremos realizando el pegado de la venda.

La primera aplicación con tira en I inhibitoria correspondería a la región isquiotibial, pegamos el anclaje de inicio (sin tensión) en el tercio medio del muslo, lo ponemos en máximo estiramiento posible llevando la cadera a flexión y tras ello deslizamos la venda hasta la tuberosidad, pegando el anclaje final sin tensión en ese punto.

 

 

La siguiente aplicación correspondería al TFL, procediendo de igual manera e intentado ser simétricos en el inicio del vendaje con respecto al anterior pero esta vez buscando una aducción de la cadera previa al pegado de la venda.

 

 

Tras ello la región anterior y aductora del muslo ( colocándola en extensión primero para una venda y en abd después para la otra)  y finalmente el recto interno ( en ABD) para crear una descarga muscular lo más congruente posible.

Esta aplicación permite objetivar su intención de inhibición muscular pues previamente a la misma podemos tomar la medida  talón–suelo de la pierna que vamos a tratar del paciente como referencia y volver a hacerlo tras su colocación,  pudiendo observar que la misma disminuye claramente tras la aplicación correcta del vendaje.

 

Pdta: Para Itxaso Sanchez, fisioterapeuta de referencia, por transmitir tanta vocación y convocarnos para compartir, debatir, aprender, crecer y disfrutar en  Vitoria. Una cita inexcusable.

2 opiniones en “Choque Femoro Acetabular con vendaje neuromuscular en una sesión de fisioterapia”

  1. Hola Chema, muchas gracias por compartir tus conocimientos, este síndrome parece que está “de moda”, ya que se lo han diagnosticado a dos personas diferentes, mis desconocimiento al respecto de este síndrome es total, así que muchas gracias por la explicación y por la aplicación del vendaje.
    Saludos cordiales.

    1. Hola Alfonso!
      Gracias por tus comentarios y efectivamente se trata de un nuevo diagnóstico que hasta no hace mucho desconocíamos por lo que siempre es interesante poder ampliar nuestro conocimiento.
      Te mando un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *