Linfedema: DLM y vendaje neuromuscular.

¡Feliz 2021! Bienvenidos una vez más! Ya estamos de lleno en este nuevo año que viene cargado de esperanzas,  de incógnitas y muchos buenos deseos para que todo vaya mejor que en el anterior y para empezar nuestro año bloguero que mejor que hacerlo con una patología que va asociada a una de las técnicas de vendaje neuromuscular más estudiada y contrastada desde su aparición como es la técnica linfática y su tratamiento manual, el drenaje linfático manual (DLM): hablamos del LINFEDEMA , concretamente del miembro superior.  Personalmente además de utilizar la técnica linfática sistemáticamente para tratar procesos inflamatorios que cursen con inflamación y edema, creo que su aplicación estrella es,  sin duda, sobre los efectos secundarios al  linfedema.

Se denomina linfedema a la acumulación anormal de líquido en el tejido blando a causa de una obstrucción en el sistema linfático debido a que los ganglios o nódulos linfáticos axilares que se encargan de recoger la linfa del brazo no pueden evitar que se acumule en dicha extremidad  y  está provocado con más frecuencia tras la extirpación o el daño de los ganglios linfáticos como parte del tratamiento oncológico.

Y asociado al vendaje neuromuscular por medio de técnica linfática el otro gran aliado para su tratamiento es el drenaje linfático manual ( DLM) pues se complementan a la perfección. Y ello me lleva al recuerdo de mis principios en la técnica de la mano de cuatro de las grandes como Marifé, Mila, Adora y Conchita que tuve la suerte de conocer en el insuperable SITEM de Barcelona, luego en el Pais Vasco que es desde donde escribo tenemos el lujo de contar con Maria Jesús Gomez Lago, Yosune,  como referente docente, profesional  y  personal gracias a  su grandísima  calidad humana.  Y finalmente en Madrid me formó otra grande como es Yolanda Robledo Do Nascimiento,  que también es un referente personal y profesional admirable.  El caso es que cualquiera de sus posibles técnicas de tratamiento, ya sea Vodder, ya sea Leduc o Godoy es perfectamente compatible con la aplicación posterior de vendaje neuromuscular incluso con el multicapa.

La aplicación del vendaje neuromuscular con técnica linfática ya sea en forma de pulpo o solo con tiras en I será siempre de proximal a distal para favorecer el retorno de la venda, al igual que el DLM, y nos decantamos por pulpo o tira en I cuando no queremos cargar demasiado la zona con venda si ésta se encuentra muy sensibilizada como resultado de tratamientos de quimioterapia o incluso de radioterapia. De esta manera podemos descomprimir, redireccionar, crear puentes de agua o anastomosis entre las líneas divisorias de las áreas linfáticas para evitar hipersolicitaciones de unas zonas con respecto a otras.

Lo que nunca  recomiendo es la aplicación directa de la venda cuando la piel del paciente susceptible de ser tratado está deshidratada, reseca o presenta eritemas o picor típicos de los efectos secundarios de la quimio o radioterapia. En ese caso y basándome en mi propia experiencia personal  cuando estuve bajo esos efectos les aconsejo la aplicación diaria previa de HydroSkin Hidratante Ultrarich o incluso Radioskin de HydroSkin Oncology justo hasta el día en el que vamos a vendar la zona, el mismo día no hará falta dicha hidratación para no perder capacidad de adhesividad de la venda y limitar al máximo las posibles reacciones de la piel a la misma.  Si el paciente ha ido hidratando previamente la piel,  la buena tolerancia al vendaje está más que asegurada. Lo dicho una vez más,  espero que os sirva de ayuda y sobretodo que tengáis un gran año 2021. Año de nieves, año de bienes, así que con la que está cayendo…

2 opiniones en “Linfedema: DLM y vendaje neuromuscular.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *