Exposición a la Hipoxia y Producción de Testosterona

            La hipoxia normobárica o hipobárica inicia procesos de angiogénesis y de reprogramación metabólica mediante la activación de vías de señalización que están predominantemente reguladas por el factor inducible por la hipoxia (HIF).

Además, la hipoxia afecta la biosíntesis hormonal en diferentes glándulas endocrinas como la pituitaria, la glándula adrenal, la tiroides y las gónadas.  
La respuesta del sistema endocrino al estímulo de la hipoxia depende de la variedad y duración de la exposición.

En este sentido, es de interés el reciente trabajo de investigación de Cho y colaboradores (2019) que tuvo como objetivo analizar los mecanismos por los cuales la hipoxia estimula la producción de testosterona (T).

El estudio

Ratas macho fueron divididas en 2 grupos, grupo de exposición a la hipoxia (CIH) y grupo de ratas en normoxia usadas como control.

El grupo CIH fue expuesto 8h diarias en cámara hipóxica a una concentración O2 del  12% (~4500m altitud simulada) durante 14 días.

La testosterona (T) fue medida desafiando las células Leydig (LC) con diferentes estimulantes (hCG, forskolin, 8-bromo cAMP, A23187, ácido ciclopiazónico y androstenediona.

Resultados

La liberación de T y pregnenolona provocada fue incrementada significativamente en el grupo CIH.

Comparado con grupo normóxico, CIH tuvo una expresión mayor de mRNA y de niveles de proteínas de receptores de hormona luteinizante (LH) y CYP11A1 pero no StAR.

El plasma y los niveles de microvascularización testicular fueron incrementados en grupo CIH. La distribución testicular de vasos sanguíneos fue más obvia en las ratas CIH.

La producción T inducida por CIH y la angiogénesis testicular puede ser mediada en parte por el incremento testicular VEGF.

            Según comentan los autores, “la secreción endógena inducida por CIH puede ser una buena opción para evitar la crisis del dopaje en atletas que necesiten incrementar la masa muscular y mejorar la eficacia del entrenamiento. Esperamos que los conceptos presentados en el estudio puedan proveer un método de preparación no-invasiva y no-hormonal para pacientes que necesiten suplementación androgénica”.

Fuente:

Cho, Y.-M., Chou, J.-C., Fang, C.-M., Hu, S., Wang, K.-L., Wang, S.-W., & Wang, P. S. (2019). Chronic intermittent hypoxia stimulate testosterone production in rat Leydig cells. Life Sciences, 116694. doi:10.1016/j.lfs.2019.116694 

Productos relacionados:

Para mantenerte informado en cuanto a las Novedades del Entrenamiento en altitud, altitud simulada, hipoxia, rendimiento y salud, te invitamos a suscribirte a nuestro Blog de Hipoxia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *