Hipoxia Intermitente en Reposo y Adaptaciones Hematológicas

            El (pre)acondicionamiento hipóxico en humanos fue desarrollado en la antigua unión Soviética hace más de 60 años y está basado en la premisa de que repetidas exposiciones a concentraciones de oxigeno disminuido no solo disminuye los niveles de oxígeno tisular, sino que también estimula la estabilización de los factores inducibles por la hipoxia HIF-1α y HIF-2α.

Esto conduce a una expresión mejorada de un conjunto de genes sensitivos al oxígeno que actúan para restaurar la homeostasis bioenergética del tejido.

Uno de los efectos más conocidos de la estabilización de estos factores (HIF-1A y 2A) es la habilidad para incrementar la tasa de hematopoyesis a través de la regulación de eritropoyetina (EPO), el primer regulador hormonal de la producción de células rojas sanguíneas. 

Recogemos los resultados de una reciente investigación (Tobin y col., 2020) que ha investigado el efecto de 2 patrones de exposición hipóxica, continua (CH) o intermitente (IH) en marcadores clave de adaptación hematológica, estrés y daño cardíaco en los participantes.

Método

15 participantes, adultos sanos, participaron en un protocolo de 3 fases durante 3 semanas consecutivas:

5 días consecutivos respirando aire ambiental sin máscara.
5 días respirando aire normóxico a través de máscara (sham, FiO2=21%).
5 días de hipoxia intermitente (IH) adaptada individualmente para alcanzar una saturación arterial media de SpO2=85%.

El tiempo de exposición fue de 70 minutos.

Tras 5 meses de periodo de lavado, los participantes fueron llamados para tomar parte en el programa de exposición a hipoxia continua (CH) durante los 70 minutos, también adaptado para alcanzar SpO2=85%.

Los cálculos para determinar el régimen de exposición se compusieron de:
Cn = Te/Td
TTT = Cn ⋅ Ai + Te

Número de ciclos necesarios (Cn); exposición hipóxica total (Te) minutos; tiempo para desaturar (Td) minutos; intervalo de recuperación (Ai=2 min); tiempo total de tratamiento (TTT).

Resultados

Según los resultados obtenidos, los autores concluyen que:

5 días consecutivos de hipoxia intermitente (y no continua) proveyeron suficiente desafío fisiológico para incrementar significativamente valores clave hematológicos sin causar una respuesta incrementada al estrés o daño cardíaco. Los datos sugieren que no sólo una dósis específica, sino que también un patrón específico de exposición de tal modo que la alternancia repetida de un estresor (hipoxia ON – normoxia OFF) fue más efectiva que la mera exposición continua equivalente, que solo varió una vez en la sesión.

Los cambios significativos en el perfil hematológico pueden considerarse adaptativos y compensatorios en disposiciones clínicas para adultos con riesgo de caída en Fitness cardiorrespiratorio, y para pacientes pre-operatorios que puedan beneficiarse de un recuento incrementado en células rojas sanguíneas.

Fuente:

Intermittent not continuous hypoxia provoked haematological adaptations in healthy seniors: hypoxic pattern may hold the key escrito por Barbara Tobin, Guillaume Costalat & Gillian M. C. Renshaw

Para mantenerte informado en cuanto a las Novedades del Entrenamiento en altitud, altitud simulada, hipoxia, rendimiento y salud, te invitamos a suscribirte a nuestro Blog de Hipoxia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *