Punto gatillo miofascial (PGM): Doble cross tape.

Tras recibir la última entrega de la revista Fisioterapia, volumen 43, número1, correspondiente a enero-febrero de 2021, me encuentro con una revisión sistemática al respecto de la utilidad del vendaje neuromuscular en el tratamiento de los puntos gatillo miofasciales (PGM) que os recomiendo por su gran calidad pues se trata de una de las mejores revisiones y más completas que he leído últimamente. El artículo en cuestión es “Utilidad del kinesiotaping en el tratamiento de los puntos gatillo miofasciales: revisión sistemática” y sus autores son M.E.Vilchez –Barrera y R.C.Ortega-Santana (Área de Fisioterapia, Departamento de Ciencias Médicas y Quirúrgicas de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria.

En dichas revisión se evalúa la utilidad y eficacia del vendaje neuromuscular en el tratamiento de los puntos gatillo miofasciales causados por el síndrome de dolor miofascial a través de una búsqueda bibliográfica en Pubmed, ScienceDirect, Wepp of Science, Cinhal, Scopus y Cochrane Library atendiendo a la estrategia de búsqueda la utilización de los términos Kinesiotape OR Kinesiotaping OR Tape Aand “Trigger points” para seleccionar artículos que fueran desde 2015 hasta marzo del 2020 sobre ensayos clínicos donde se estudiase la eficacia del vendaje neuromuscular en los puntos gatillo en al menos uno de los grupos de intervención con una puntuación mínima de 5/10 en Escala PEDro.

Y la conclusión a la que llegan sobre un total de 671 pacientes analizados en los artículos es que existe una mejoría en los parámetros de dolor, rango de movimiento, calidad de vida y fuerza muscular con diferencias significativas entre los grupos control y placebo, eso sí, no tan significativas con respecto a otros métodos de fisioterapia para tal fin como la punción seca, pero desde mi punto de vista y al tratarse de un tratamiento no invasivo me ha parecido muy interesante objetivar con evidencia dicha eficacia. En definitiva un gran trabajo que os recomiendo.

Y ello me ha llevado a recordar y enumerar a día de hoy cuáles son las diferentes posibilidades de abordaje del punto gatillo miofascial tanto con vendaje neuromuscular como con cross tape (también incluido en el estudio). La técnica de aumento de espacio fue la primera opción que aprendimos, en tiras pequeñas en I, individuales o incluso solapadas, el cross tape fue la otra opción tanto de manera individual como asociado al vendaje neuromuscular, más tarde y dentro de una aplicación con técnica muscular llegaron los cortes longitudinales para entrecruzarlos sobre el punto gatillo (como en el post de diciembre), luego llegaron las técnicas de epidermis, dermis-fascia y actualmente estamos realizando una novedad guiados por las indicaciones de los propios pacientes: ¡dos cross tape solapados! Uno pequeño directamente sobre la región a tratar y otro más grande encima de éste.

La idea surgió a través del comentario de muchos pacientes que tras llevarlos días pegados con buenos resultados observaban que cuando estaban despegándose de su ubicación por el desgaste de los mismos al roce con la ropa a través de los días, optaban por “repegarlos” colocándoles un esparadrapo encima para que no se cayeran con la sorpresa final de que  la eficacia del mismo se mantenía unos cuantos días más. Así que se nos ocurrió lo que os comentaba, colocar dos de distintos tamaños para que se complementen con el protocolo clásico: colocación de la zona a tratar en tensión, despegado del cross tape y espera de unos segundos para su descarga electroestática, arrastre sobre el posible punto gatillo, detectado del mismo por aumento de atracción del cross tape para finalmente pegarlo sobre dicha zona. Lo estamos realizando en dos tiempos, primero el parche pequeño, volvemos a la postura de partida neutra y de nuevo repetimos el protocolo anterior para colocar un segundo más grande.

Espero que os sirva de ayuda y sobretodo os recomiendo la lectura del artículo si podéis acceder al mismo pues realmente se trata de un gran trabajo que aporta evidencia científica de gran calidad. ¡Cuidaros mucho!

2 opiniones en “Punto gatillo miofascial (PGM): Doble cross tape.”

  1. Lo pondré en práctica,me parece muy interesante la propuesta, gracias por compartir tus experiencias Txema un verdadero crack del tema en estos tiempos donde todos buscan evidencias científicas, y la imperante «guerra» entre las terapias pasivas y activas, claro está y eso es lo que no termino de comprender, si una terapia pasiva me hace mover
    mejor y sin dolor porque no realizarla? Un temazo que hoy en día está en la palestra de la fisioterapia… Nadie quiere sentir dolor por todo lo que implica! Mientras seguiremos tratando a nuestros pacientes con técnicas que disminuya la sensación dolorosa y permita el movimiento corporal humano!

    1. Hola Arcadio! Estoy totalmente de acuerdo contigo sobre el tema de terapias activas y/o pasivas. Yo creo desde mi experiencia de muchos años que el éxito está en el equilibrio entre las dos, una nunca será imcompatible con la otra, sino todo lo contrario, lo que ocurre es que como en casi todo ahora estamos en tiempos de extremos! o esto o nada… así que tiempo al tiempo y mientranto seguiremos en nuestra linea de sumar y sumar en vez de restar.
      Te mando un abrazo muy grande y mi agradecimiento por tus comentarios siempre instructivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *