Caso clínico: Rotura del septo del recto anterior.

Hola de nuevo a todos! Seguimos confinados! Así que no hay excusa para no seguir aportando algo. Eso sí, espero que todos os encontréis bien y que los indicadores actuales de remisión y control se mantengan y mejoren día a día para que podamos volver a la normalidad lo antes posible.

El caso clinico de hoy es el de un joven jugador de fútbol federado, varón de 14 años y una carga de entrenamiento importante ( mientras se podía, ahora confinado!) que empezó a notar dolor en la parte anterior del cuadriceps derecho tanto en reposo como en movimiento progresivo y que termina de empeorar cuando entrenaba golpes francos desde fuera del área en la segunda sesión de entrenamiento incluida en una misma jornada.

Como os indico, estamos hablando de un deportista joven pero con un nivel de exigencia deportiva alto, al que se pudo atender con rapidez por estar federado porque de lo contrario su diagnóstico, rotura del septo del recto anterior, confirmada en rmn y con control evolutivo ecográfico, podría haberse retrasado o pasar desapercibido así como su tratamiento con las consiguientes secuelas. Confirmar el diagnóstico aseguró un correcto y temprano tratamiento.

Una parte del mismo fue la aplicación propuesta en el video de hoy al que además aplicamos un vendaje cohesivo ,no adhesivo , encima y de manera circular en espiga de distal a craneal. La curiosidad del caso es que pudimos precisar ecográficamente y con exactitud la aplicación de las dos tiras en Y previas con técnica fascial justo alrededor de la zona de rotura así como su control progresivo ,prácticamente a diario, que nos confirmaba su buena evolución. Hasta ahora siempre la habíamos hecho a palpación manual previa lo cual nunca nos aseguraba la acción correcta del vendaje neuromuscular. Tanto para dichas tiras en Y fasciales, como las posteriores en I con técnica de aumento de espacio, que corren el riesgo de ser excesivamente cortas sino acotamos correctamente la zona afectada por lo que el plus del control previo ecográfico ha supuesto una ayuda para localizar la diana con la mayor exactitud posibe.

Recomendación bibliográfica del mes: Tendón. Valoración y Tratamiento en Fisioterapia, deAntonio Jurado Bueno e Iván Medina Porqueres (Ed. Paidotribo, 2008). Este ha sido y sigue siendo desde su primera edición en 2008 mi libro de cabecera sobre todo lo relacionado con el tendón  tanto por su propuesta sobre la valoración del mismo como sobre su tratamiento. Un libro muy muy recomendable, nada menos que  598 páginas, con un desarrollo detallado y exhaustivo capítulo a capítulo. Desde el estudio de la estructura del tendón , su biomecánica, aclaración  sobre la denominación “itis”, “osis”,  trabajo excéntrico, hasta el diagnóstico y su posible tratamiento en función del segmento anatómico implicado. Los autores, desarrollan a lo largo de los siete primeros capítulos el estudio anatómico y biomecánico del tendón, el diagnóstico y su tratamiento. En los capítulos siguientes desarrollan las patologías tendinosas concretas y específicas: tendinopatía aquílea, tendinopatía rotuliana (rodilla del saltador), síndrome de fricción de la banda iliotibial, tendinopatía inguinal, tendinopatías del hombro (síndrome de atrapamiento o impingement subacromial), tendinopatías del codo (epicondilalgias) y tendinopatías de mano y muñeca (tendisinovitis de de Quervain).

Por último, pasan revista a los modificadores farmacológicos de la inflamación y a las nuevas tendencias en el tratamiento de las tendinopatías como son la terapia genética, las células madre, la terapia celular e incluso las ondas de choque, que a pesar del tiempo transcurrido desde que se publicó por primera,  vez está plenamente vigente y actualizado. Ideal en definitiva para leer y guardar como referencia sobre el tema no solo para finalizar este confinamiento sino para poder consultarlo a  futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *