Técnica linfática: por el camino más corto.

A lo largo de los años desde que la conocimos, la técnica linfática y su propuesta de colocación ha ido registrando distintos cambios motivo por lo cual en muchos cursos o seminarios sobre vendaje neuromusular los alumnos siempre te preguntan con cuál de ellas nos quedamos, cuál es la más efectiva.

Como ya sabéis la primera propuesta de colocación de una aplicación con técnica linfática era con tensión 0, anclajes de inicio y final sin tensión, y que la aplicación fuera de proximal a distal ( craneo caudal) para favorecer el retorno de la venda y con ello conseguir el efecto de drenaje y redirección de la misma hacia su inicio. La forma de ella siempre ha sido en pulpo, de 3 a 4 cortes como mínimo para una venda de 5 cm, donde se obtenían entre 4 o 5 tiras finas en I.

En los primeros años del 90 se empiezan a ver variaciones, añadiendo de entrada un mayor número de cortes a la venda para obtener más tiras con el fin de crear más puntos de drenaje aunque el vendaje sea má débil. También hay autores que proponen colocarla en espiral a pesar de la dificulatad de su colocación no solo por partedel fisioterapeuta sino para el propio paciente e incluso otros proponen no colocarla longitudinalmente sino serpenteante, similar a la de la foto que os he traido en el encabezamiento.

Ha día de hoy la evidencia y los estudios nos han vuelto a llevar al principio, es decir, a la colocación longitudinal porque se ha mostrado a lo largo del tiempo mucho más fiable y duradera. De entrada es más rápida que la serpenteante porque los pliegues de esta última pueden enlentecer su drenaje al registrarse un aumento de temperatura sobre la piel provocada por los mismos y porque un drenaje longitudinal al estilo de los propuestos a nivel manual por Wodder, Leduc o Godoy es mucho más efectivo con tiras longitudinales que serpenteantes o en espiral.

De ahí el juego de palabras del título donde la técnica linfática si lo que pretende es redireccionar, evacuar, drenar… lo debe hacer por el camino más corto y ese será siempre el propuesto con tiras longitudinales colocadas de proximal a distal y con tensión 0 que potencien el efecto retorno-goma de una venda neuromuscular. Espero que estéis todos bien y que la que está cayendo todavía vaya desapareciendo de una vez! Ya queda menos! Un saludo a todos!

6 opiniones en “Técnica linfática: por el camino más corto.”

  1. Un placer leerte, gracias por estar ahí Txema !! Muy interesante los detalles que explicas. Seguiremos con nuestros pulpos y con más cortes por tira. Aunque es una aplicación que resulta trabajosa, los resultados bien valen el tiempo empleado. Un fuerte abrazo y a seguir bien. Josep

    1. Hola Josep!
      Qué alegría saber de ti y que sigues bien como siempre! Además tú también has vivido en primera persona la evolución de esta técnica. Seguiremos pues como hasta ahora , dedicándole tiempo y mimo a la misma.
      Te mando un fuerte abrazo y espero que todo vaya mejorando por Barcelona! Cuídate mucho!

  2. Hola Txema,
    Siempre es una alegría recibir un correo tuyo para hacernos llegar tu experiencia.
    Te agradecería si me puedes contestar a algunas dudas.
    – Respecto a la técnica linfática, yo habitualmente aprovecho las líneas del propio vendaje, es decir, que realizo unas 5 tiras. Bajo mi punto de vista hacer más en la venda de 5cm quedan tiras muy finas. No sé qué opinas tú?
    – Respecto a tu último libro, en la técnica INHIBITORIA lumbar tú sigues la regla inserción- origen. Sin embargo, yo en un curso que hice hace unos años me enseñaron que en la zona lumbar era una excepción. El anclaje de inicio era en sacro y anclaje final en zona dorsal baja. Incluso en tu libro en la página. 42 hay una foto que al explicar las diferentes técnicas viene como te digo yo. Ya me dices.
    – En ese mismo curso, nos comentaron que cuando se aplica un VNM en trapecio superior siempre hay que hacerlo de forma bilateral, aunque solo duela uno.
    Gracias, 😊
    Un saludo.

    1. Hola Montse!
      Gracias por tus comentarios! Me alegra saber que siempre hay alguien al otro lado valorando positivamente tu trabajo y sobretodo que éste pueda ayudar que es el fin de este espacio. Gracias! Te contesto por partes:
      -Respecto a la técnica linfática, yo también utilizo en general pulpos de 5 tiras pero la propuesta de mayor número de tiras que , efectivamente, son más frágiles e incluso más difíciles de manejar pero van muy muy bien en aplicaciones neurológicas, por ejemplo en la mano, así que esa es una opción que conviene no olvidar.

      – Respecto a mi último libro y la técnica INHIBITORIA la propuesta general, la primera que nos enseñaron, es la regla inserción- origen, y efectivamente se hablaba de la excepción no solo a nivel lumbar sino también a nivel cervical pero verás que anteriormente hablo de Fukui y su planteamiento sobre las lineas elásticas de la piel que pone en duda la misma, de ahí que en otras aplicaciones ya no sigo esa regla. La cuestión final es que no está muy claro ni hay mucha evidencia al respecto o es muy confusa, que siempre tenga que ser así.
      En la práctica vemos pacientes reales que no notan tanta diferencia de una a otra así que yo me decanto y decido en función del caso y de los test previos. No hay una receta exacta.

      – Y sobre que la aplicación en trapecio superior siempre hay que hacerlo de forma bilateral, aunque solo duela uno, se puede extender al angular, al esplenio, a los erectores lumbares… yo también lo suelo tener en cuenta y he sido partidario desde el principio de realizarlo así.

      Espero haberte sido de ayuda! Te mando un saludo y mis mejores deseos para que sigas disfrutando con el vnm!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *