Rizartrosis: tratamiento con vendaje neuromuscular.

Para terminar febrero la propuesta de hoy viene a colación de la del último post sobre trocanteritis pues me preguntaban si dicha aplicación se podría ubicar en otras patologías articulares. Efectivamente es posible y para muestra aquí tenéis la secuencia de dicha posibilidad: con una técnica similar podemos influir sobre otra articulación, en este caso la trapecio-metacarpiana, y su patología reina como es la rizartrosis.

La primera tira en I con cortes internos la colocaremos de proximal a distal, anclaje de inicio en el borde lateral del radio hasta llegar a la base metacarpofalángica del primer dedo siendo la postura ideal para el pegado la de la maniobra de Finkelstein (habitualmente utilizada para el diagnóstico de la tendinosis de De Quervain) : flexión con desvicación cubital, extensión y abducción del dedo pulgar. Esta postura es recomendable mantenerla para el pegado de las tres tiras en I por lo que podemos dejar intervalos de descanso durante su colocación para no empeorar el cuadro del paciente.

Inmediatamente después colocaremos la segunda tira con anclaje de inicio en la cara dorsal de la muñeca hacia cubital para entrecruzarse con la primera y terminar con el anclaje final sobre la base más interna de la articulación metacarpofalángica del primer dedo, una vez pegado dicho anclaje procederemos a ir abriendo los cortes internos en I evitando pliegues, que se queden demasiado cerrados o estirados y abiertos en exceso.

Finalmente colocaremos la última tira en I con cortes, que será un poco más larga que las dos anteriores pues al hacerlo así el montaje ofrece una mayor durabilidad al roce en el tiempo y su correcta envoltura da una mayor congruencia a la influencia del vendaje sobre la articulación trapecio metacarpiana. Anclaje de incio en cara interna de la base radial y desde ahí la llevamos a la base de la artriculación metacarpofalángica del segundo dedo. De nuevo procedemos a abrir y entrecruzar la venda una vez colocados los anclajes siempre sin tensión.

Mi recomendación es solapar tensiones de no más de un 50% en ninguna de las tiras pues cada una sumará con respecto a la otra de manera que la aplicación sea cómoda y flexible a la hora de llevarla y permita al paciente poder ejecutar ejerccios de decoaptación de la articulación. ¡Espero que sigáis bien o muy bien y que pueda serviros! ¡Un saludo a todos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *